REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Tras concluir la audiencia cautelar y donde el juez le dio la detención domiciliaria sin escolta policial a un médico residente del hospital San Juan de Dios, procesado por atropellar y producir la muerte de una mujer, el pasado miércoles en la tarde en el barrio Chapacos, los familiares de esta se manifestaron y exigen a la justicia la detención en la cárcel, ya que el imputado dejó a dos menores en orfandad.

Con bronca y lágrimas en los ojos familiares y colegas de Laura, la profesora que murió tras ser atropellada por un médico en la zona del Campesino, reprocharon el accionar de la justicia que otorgó detención domiciliaria sin custodia policial, al conductor del auto que atropelló a la víctima.

María Luisa Castro, tía de la profesora fallecida, reprochó y cuestionó la decisión de la justicia, pues advirtió que con esta determinación el galeno podrá escaparse y darse a la fuga, quedando de esta manera sin castigo alguno por la muerte de su sobrina. Además de esto, lamentó que ni el médico ni su familia, hayan demostrado interés alguno en apoyar a la familia de la víctima tanto en el velorio como en el entierro. Laura era madre de dos hijas, una de 8 años y la mayor de 17, quienes se encuentran  devastadas por la muerte de su madre. La audiencia de medidas cautelares terminó hace unos minutos por lo que la protesta continúa en puertas del TDJ.

Deja un comentario