(El Andaluz-Redacción Central)

Tras varias peleas del sector gastronómico y organizadores de eventos con la Gobernación de Tarija que tiene la mayoría en el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), se dio a conocer que María Lourdes Vaca, secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación de Tarija, a cargo de salud, tiene familiares que organizan fiestas sin ninguna observación e impunidad.

Según la asambleísta, Romina Salazar, existe molestia en el sector de organización de eventos, porque hay distinción de personas, en especial con familiares de autoridades como María Lourdes Vaca que en reiteradas oportunidades señaló que en Tarija la situación es crítica, además que se les niegue la fuente laboral cuando su hijo organiza fiestas.

“No peude ser posible que algunos puedan hacer todo tipo de fiestas y eventos y a otros que viven de este negocio les prohíban, a pesar de que van a cumplir todas las medidas de seguridad” expresó Salazar ante El Andaluz para las últimas noticias de Tarija.

“No nos parece correcto, no vamos apañar que haya esa preferencia” dijo la autoridad a tiempo de señalar que no es ético que hijos de autoridades gocen de estos privilegios cuando a otros sectores se les prohíbe. 

Debido a esto se realizó una carta dirigida al COED para saber por qué existen preferencia para el hijo de María Lourdes Vaca, esta misiva estuvo a cargo de Miguel Martínez, presidente de la asociación de discotecas, karaokes y pubs de la provincia Cercado.

En contacto con El Andaluz Martínez indicó que “al parecer” Erlan Buitrago Vaca, hijo de la secretaria de desarrollo humano, es organizador de la fiesta Tradición Chapaca, que cuenta con eventos desde el 27 de diciembre hasta el 1 de enero.

“Por otro lado nos enteramos de esto, que hay una organización que vende entradas, tiene reservas, y no sólo es una organización, sino que son varias fiestas que están organizando”.

Martínez preocupado de que están en la incertidumbre de atender o no, envió la carta para saber si es verdad que estos eventos se están realizando, y si hay impunidad para el hijo de Vaca.

Los organizadores de eventos gastaron alrededor de dos mil bolivianos para los protocolos de bioseguridad y el COED se los anuló, no saben si estas fiestas como Tradición Chapaca realizaron estos protocolos.

El Andaluz se pudo contactar con este evento Tradición Chacapa y evidenció que existe venta de entradas y reservas de mesas, al igual que otros eventos que se ofertan vía WhatsApp, o por redes sociales.  Existen eventos desde 150 bolivianos hasta 450, e incluso algunos más costosos en lugares más privilegiados que la entrada llega a valer 750 bolivianos por personas.

Se espera que la secretaria de Desarrollo Humano, María Lourdes Vaca, pueda atender a la prensa y al sector de organización de eventos.

María Lourdes Vaca pidió al COED hacer cumplir determinaciones en fiestas de fin de año

Según la página de la Gobernación el 9 de diciembre la secretaria de desarrollo humano de la gobernación de Tarija, María Lourdes Vaca, informó que la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Regional San Juan de Dios, colapsó toda vez que solo le queda una cama disponible, debido al incremento de número de casos de COVID-19 en Tarija, y las complicaciones que conlleva esta enfermedad.

“La situación es delicada, seguimos con el ascenso de casos como informamos al COED en base al informe que emitió el Sedes, ayer cerramos con 196 casos, la proyección semanal pasa de los 800 casos, lo que estamos esperando es que lamentablemente hasta fin de mes lleguemos a 1.600 casos, esto se traduce en un problema en el sistema de salud, en este momento tenemos una cama libre en terapia intensiva”.

Vaca dijo que el 70% de las personas que ocupan los espacios en la UTI del San Juan de Dios son personas no vacunadas, en ese sentido, se masificará las campañas de vacunación, incluido al nuevo rango de edad entre 5 a 12 años, autorizado por el Ministerio de Salud, lo que significaría tener un mayor porcentaje de población vacunable.

“Pedimos a la población que nos acompañen y que sea corresponsable de esta situación, tenemos que seguir cumpliendo todas las medidas de bioseguridad, si no nos ponemos todos a trabajar sobre estos temas, me temo que a mediados de enero tendremos una crisis de grandes dimensiones con pérdidas humanos en todo el departamento”.

Así mismo, la autoridad recordó que existe medidas preventivas asumidas por el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), que están vigentes en el decreto departamental 074, y que deben ser cumplidas por los municipios: “Las medidas son la restricción de eventos grandes de participación alta de gente, los mayores de 60 años no pueden circular a partir de las 5 de la tarde, las restricción de circulación de 12 a 4 de la mañana se mantiene, estas medidas de alguna manera podrán salvar que no siga este contagio exponencial”.

Vaca exhortó a los COEM´s hacer cumplir las determinaciones del COED en sus respectivos municipios con el fin de evitar un mayor número de contagios: “De los once municipios del departamento, diez están en alerta roja y uno de ellos es Cercado que es el que recibe el mayor flujo turístico, entonces las medidas ya están determinadas en el COED y las que las tienen que operatibilizar son los COEM municipales, en el caso de Cercado, la Secretaría de Salud Municipal que tiene que tener una reglamentación e inclusión de todos los actores internos para determinar las mejores decisiones”

Según la misma gobernación HRSJDD esta colapsado y estamos en alerta roja

El 13 de diciembre el Gobierno Autónomo Departamental de Tarija publicó una nota que decía que los directores y jefes de servicio de las diferentes áreas del Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJDD), confirmaron que la Sala de Terapia Intensiva de COVID-19 se encuentra colapsada y la de Terapia Intermedia está a punto de colapsar, motivo por el cual determinaron suspender las cirugías programadas, excepto las de emergencia, además de disminuir al 50% las atenciones de consultas externas y declarar alerta alta para evitar la propagación del virus en el principal nosocomio de Tarija.

Los directores y jefes de servicio de las diferentes áreas del Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJDD), confirmaron que la Sala de Terapia Intensiva de COVID-19 se encuentra colapsada y la de Terapia Intermedia está a punto de colapsar, motivo por el cual determinaron suspender las cirugías programadas, excepto las de emergencia, además de disminuir al 50% las atenciones de consultas externas y declarar alerta alta para evitar la propagación del virus en el principal nosocomio de Tarija.

 La directora del HRSJDD, Shirley Cuenca, explicó que el nosocomio cuenta con tres áreas COVID que son emergencias, terapia intermedia y terapia intensiva, las mismas que están saturadas debido el creciente número de contagios, añadió que  el domingo pasado, fallecieron dos pacientes que contaban con la vacuna contra el coronavirus, lo que complicó su estado de salud: “En terapia intermedia de 15 unidades habilitadas, tenemos 13 ocupadas, es decir, que estamos al 83 por ciento de ocupación, el 70 por ciento de estos pacientes no contaban con vacunas”.

 Con relación a la unidad de terapia intensiva, Cuenca dijo que se encuentra ocupada al 100 por ciento de su capacidad, con seis pacientes de sexo femenino y siete de sexo masculino, el paciente de menor edad tiene 37 años y el de mayor edad es de 81 años, de los 13 internados 8 no cuentan con vacuna, 3 solo tienen una dosis y 2 recibieron dos dosis. Al ser el Hospital San Juan de Dios un centro de referencia y de tercer nivel que atiende todas las patologías, cuenta con la Unidad de Terapia Intensiva convencional, en la que se tienen 10 unidades habilitadas, que están todas ocupadas y no existe espacio para ningún paciente más.

 “En una reunión de Consejo Técnico, con todos los jefes de servicio, hemos tomados algunas determinaciones, como por ejemplo suspender las cirugías programadas y ya no vamos a programar las cirugías, ya que por consecuencia de la anterior ola ya se había disminuido la cantidad de cirugías programado, porque había demasiada cantidad de pacientes esperando una cirugía programada en el hospital porque no se hacía ninguna, pero las cirugías de emergencia y urgencia no se pueden suspender y en esa área vamos a estar trabajando al cien por ciento”.

 Otra determinación asumida es que la atención en consulta externa se disminuyó a un 50%, porque el hospital fue declarado en alerta alta por el COVID y porque se podría necesitar a estos profesionales en caso de un mayor colapso. Cuenca añadió que el hospital elaboró planes de contingencia, debido a que en todo el departamento no se cuenta con hospitales de segundo nivel para atender a otras enfermedades o áreas que no sea coronavirus.

 “Hemos hecho una solicitud al director del Sedes para que se pueda hacer una fiscalización de los municipios donde cuentan con unidades de terapias intensivas e intermedias para que así no colapse el hospital San Juan de Dios, porque no todos los pacientes son de Cercado, tenemos de Villa Montes, Padcaya, Yacuiba y otros, entonces pedimos que con el centro coordinador nos pudiesen ayudar a verificar en cuál otro municipio puede internarse estos pacientes que requieren una atención especializada”

Deja un comentario