Agencias/El Andaluz

La Gobernación de Tarija ayer miércoles entregó tres represas en el municipio de Uriondo, Nueva Esperanza, Arenales y El Huayco, que permitirán contar con agua para el riego, de una extensa zona productiva de una diversidad de frutos.

El Gobernador Oscar Montes Barzón, declaró que esta entrega es un primer paso, el valle central de Tarija tiene una serie de ventajas y algunas dificultades como la falta de agua que el principal problema, la producción de maíz se hace por temporada, cuando llueve.

“Todos sabemos que el maíz no nos va sacar de pobres, hay para la olla, para el mote, algo de pan y hasta ahí nomás llega, no va permitir asegurar un buen futuro para los niños”, observó la autoridad en medio de la expectativa por las obras entregadas.

De acuerdo a Montes la zona tiene que llenarse de este tipo de presas, de todo tamaño, hay una enorme cantidad de presas construidas en el valle, pero hay todavía la necesidad de construir más para regar la mayor cantidad de terreno posible.

Los terrenos son buenos, excelentes para la producción de uva, “daría de manera espectacular”, la uva para vino que cada vez va tener mejor precio, añadió al reiterar que durante muchos años se malgastó el dinero del Prosol.

En cambio ahora la gente está empezando a comprar tractores, bombas, equipo de riego por goteo, sostuvo al exhortar a que inviertan bien el dinero del Prosol porque no se sabe hasta cuándos durará, el gas está acabándose y todo el dinero de la gobernación también.

De manera conjunta debe definirse bien las inversiones para asegurar el futuro para los jóvenes, añadió Montes al destacar la conclusión de las obras, “a nosotros nos tocó venir a pagar lo ultimito y a inaugurar la obra”.

El Subgobernador de Uriondo, Edil Panique, declaró que el proyecto de almacenamiento de agua comprende tres presas y nueve atajados, se almacena alrededor de 811 mil metros cúbicos de agua, casi un hectómetro de agua que habría para regar.

Se prevé regar alrededor de 226 hectáreas procutivas, las familias beneficiarias suman 112, un total de 489 habitantes de las comunidades de Nueva Esperanza y Huayco, donde están las tres presas y los nueve atajados, explicó.

Inicialmente se presupuestó 39 millones de bolivianos, sin embargo, lograron los objetivos, solamente con 39 millones “ahorrando un montón de plata para el Estado y el departamento”, agregó el subgobernador.

El dirigente campesino, Herber Quispe, declaró que es importante ver este tipo de proyectos para el sector campesino, la cosecha de agua, debe resaltarse este trabajo más si está concluido, sobre todo la continuidad que es importante para el sector agropecuario.

La central de campesinos de Uriondo destacó el trabajo y pidió que este tipo de obras se siga planificando, ejecutando en las 51 comunidades que hay en el municipio de Uriondo, enfatizó desatando aplausos de los asistentes.

La representante, Nancy Gallardo, tras felicitar a las autoridades, se emocionó y entre lágrimas dijo que su padre murió con el deseo de ver concluidas las represas que son necesarias para los terrenos que no pueden utilizarse por falta de agua.

“Ahora gracias a este emprendimiento eso cambiará, es de beneficio para toda la comunidad, más de 90 familias beneficiarias, es una bendición de nuestro creador Dios y muchas gracias”, agregó muy emocionada.

Deja un comentario