William Octavio Flores/EL ANDALUZ

El director de la Dirección de Ordenamiento Territorial (DOT) de Tarija, Gonzalo del Carpio, informó que en la actualidad tienen registradas 18 mil viviendas catalogadas como “clandestinas”, es decir, ilegales, que no están dentro de las normas urbanas, y por ende, buscan darle solución.

Del Carpio, detalló que dentro de estas 18 mil edificaciones, hay 22 edificios están fuera de norma, donde la mayoría son centros de salud privados. Pero ¿Cómo se solucionan estas construcciones clandestinas?

“Lo que se tiene que hacer es legalizar algo ilegal, no es lo conveniente, pese a que los propietarios han sido notificados cuando estaban construyendo, sin embargo, hicieron caso omiso, por lo que se efectúa un trámite administrativo, que llega a una multa, o posterior a la demolición”, manifestó.

La autoridad edil indicó que demoler una propiedad privada es sumamente complejo, señalando que tienen antecedentes en la ciudad de La Paz, donde la Alcaldía tuvo que devolver 6 millones de bolivianos por la demolición de edificios privados, pero en cambio, cuando son predios del Estado, ahí pueden realizar este trabajo.

Del Carpio sostuvo que hay multas establecidas para los propietarios quienes construyeron de forma clandestina, las cuales oscilan, entre 5 mil UFVs  hasta 8 mil UFVs.

Por otro lado, la autoridad edil, dio a conocer que a inicios de esta gestión, no cuentan con todo el personal para la atención, debido a un tema administrativo como suele pasar cada año, sin embargo, aseveró que se están regularizando los contratos, y de esa manera, garantizar la atención a la ciudadanía, de forma eficiente.

Señaló que dentro de la DOT cuentan con 110 trabajadores, de las cuales, el 40% tiene ítem, un 30% con la partida 121, y el otro 30% consultores en línea (dependiendo de la necesidad). “Con la partida 121 hemos regularizado desde el 5 de enero, y a partir del 16 de enero será con consultores en línea”, agregó.

Del Carpio indicó que mantienen el personal y no se aumentará. Además, aseveró que el presupuesto para la presente gestión, es igual de la gestión 2022, que asciende 9 millones de bolivianos, donde el 90% se destina para el pago de personal, y lo restante para otros gastos según los requerimientos de la dirección.

Deja un comentario