A las 08:35 de este miércoles, 11 de enero, se instaló, de forma virtual, la audiencia de apelación a la detención preventiva del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, que permanece hace casi dos semanas en la cárcel de Chonchocoro.

La defensa de la autoridad departamental solicita que se pueda defender en libertad, mientras que la contraparte pide que se amplíe de cuatro a seis meses su permanencia en ese recinto carcelario.

Imágenes muestran cómo Camacho participa del procedimiento. Se lo observa con una boina en la cabeza y la barba crecida, en un espacio acondicionado por la administración de Chonchocoro, donde constantemente pasan efectivos de la Policía Boliviana.

El titular fue aprehendido la tarde del 28 de diciembre en Santa Cruz y trasladado a La Paz, en un fuerte operativo de seguridad. Permanece detenido 12 días, dentro de la investigación del caso denominado ‘golpe de Estado I’.

Contrariamente a lo que sucedió en días pasados, el perímetro de esa cárcel amaneció vacío, sin vigilias de organizaciones sociales o grupos campesinos, que realizaban una especie de cerco para evitar que simpatizantes del gobernador lleguen a ese recinto.

Los abogados de la autoridad regional buscan desvirtuar los riesgos procesales que acredita la Fiscalía. Aseguran que Camacho tiene una residencia permanente en Santa Cruz y no busca obstaculizar el proceso, que comenzó hace dos años.

Deja un comentario