Willam Octavio Flores/EL ANDALUZ

Este martes 9 de enero, cientos de trabajadores de la planta de cemento El Puente, salieron en una marcha por las calles de la ciudad de Tarija, exigiendo a los dueños de la empresa Cemento El Puente, la transnacional peruana «Grupo Gloria”, estabilidad laboral.

A la cabeza de la Central Obrera Departamental de Tarija, (COD), y su ejecutivo, Carlos León, los trabajadores de la planta, exigen que no se les rebajen los salarios.

“Los ejecutivos se han dado a la tarea de amenazar, de perseguir a trabajadores y dirigentes para que puedan aceptar una rebaja salarial. Y sabemos que una rebaja salarial es un despido indirecto. No nos olvidemos lo que ha ocurrido con la IABSA, lo mismo se puede aplicar en la fábrica de cemento” manifestó el dirigente.

Según León, son más de 300 trabajadores de planta que están siendo hostigados, para aceptar rebajas salariales considerables.

“Quieren reducir los salarios a los trabajadores en base a presión, en base a amenazas de un 10%, 15%, 25% a los trabajadores. Está el Decreto 3770 que prohíbe terminantemente la rebaja salarial por considerarlo un atentado o atentado en contra de los derechos de los trabajadores. Los trabajadores son los afectados y estamos hablando de más de 300 trabajadores dentro de la fábrica de cemento”.

Por otra parte, el dirigente de la COD, manifestó que los tarijeños deberían tratar de recuperar la empresa, para que beneficie al departamento y no a extranjeros.

“Creo que la fábrica de cemento ha sido vendida a las transnacionales a precio de gallina muerta. Yo creo que el departamento de Tarija debe rescatar, debe recuperar esta fábrica, para que vaya en beneficio de los trabajadores y vaya en beneficio del departamento mismo” culmino León.

Deja un comentario