Al menos dos zanjas, de un metro de profundidad cada una, fueron cavadas la tarde del lunes, 9 de enero, en los ingresos del penal de Chonchocoro, en Viacha, La Paz, por personas no identificadas que pretenden impedir el acceso a los vehículos que transportan a la defensa y familiares del gobernador Luis Fernando Camacho, que se encuentra recluido en este centro penitenciario con detención preventiva por cuatro meses.

Algunas fotografías difundidas en Twitter muestran una de las profundas zanjas junto a un promontorio de tierra de extremo a extremo de la ruta. En las imágenes se observa que los motorizados no pueden atravesarla e incluso, a personas de a pie con dificultades para pasar.

Juan Carlos Camacho, uno de los abogados del gobernador, contó que tuvieron que dar vueltas por los senderos del penal para poder salir e ingresar del recinto. Recordó que en días pasados también estuvieron retenidos en el penal por manifestaciones de las organizaciones sociales afines al MAS.

“Es un acto de amedrentamiento, un acto de violencia y lo único que están haciendo, una vez más, es que no existen las garantías para que el gobernador pueda continuar en detención en este penal toda vez que existe violencia por parte de grupos de choque y que no solo buscan atentar contra la vida del gobernador sino contra su defensa y familiares”, afirmó Camacho a medios paceños.

Desde que el gobernador cruceño fue remitido a Chonchocoro con detención preventiva por cuatro meses, varias organizaciones sociales, tanto afines a Camacho como al Movimiento Al Socialismo (MAS), activaron una serie de vigilias fuera de la cárcel. Algunas de ellas llegaron a la violencia, como cuando los Ponchos Rojos ‘chicotearon’ a mujeres que intentaron visitar a la autoridad.

Deja un comentario