AGENCIAS

La Guardia Civil ha participado en una operación internacional que ha desmantelado un super cártel de la cocaína europeo, que usaba los puertos españoles para introducir la droga en Europa. En esta intervención, coordinada por Europol, han detenido a 49 personas de varios países, de los que 13 han sido arrestados en España. Entre los detenidos, se encuentran los seis líderes que dirigían la organización desde Dubái, considerados como los “Señores de la droga”.

Durante la operación se han incautado más de 30 toneladas de cocaína que pretendían distribuir por Europa. Según las estimaciones realizadas por Europol, esta cantidad podría llegar a suponer un tercio del mercado total, lo que hace del cártel un verdadero gigante en el mundo del narcotráfico global.

Entre los días 8 y 19 de noviembre, se han desarrollado acciones conjuntas en varios países europeos y Dubái con el objetivo de desarticular la estructura logística y descabezar la organización en la figura de los capos en Dubái.

En España, bajo la denominación de ‘Operación Faukas’, el Grupo Central Antidrogas de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, ha sido el encargado de la intervención, realizando actuaciones simultáneas en Málaga, Madrid y Barcelona.

‘Operación Faukas’

Como resultado de esta operación, han sido detenidas trece personas en España, nueve de ellas con nacionalidad española. La ‘Operación Faukas’ se inició con el arresto de un contenedor en el puerto de Valencia en marzo de 2020, mediante el que la organización pretendía alijar 698 kilos de cocaína.

Este hecho dio lugar a un amplio intercambio de información con numerosas agencias policiales de otros países que dio sus frutos al lograrse la identificación de los responsables de la introducción del contenedor, procedente de Panamá.

El modus operandi

Europol comprobó que se había establecido en España una red que introducía contenedores con cocaína en su interior a través de los puertos de Barcelona, Valencia y Algeciras (Cádiz) y que había conformado un complejo entramado de inversiones inmobiliarias en la zona de la Costa del Sol para blanquear los beneficios obtenidos con el narcotráfico.

Los agentes identificaron al líder de esta red, un ciudadano británico vinculado a la Costa del Sol que tuvo que abandonar España cuando intentaron secuestrarle y que se trasladó a Dubái, desde donde seguía dirigiendo las actividades delictivas y mantenía contactos y negocios de narcotráfico con el resto de «señores de la droga» afincados en el emirato.

Igualmente, identificaron al proveedor de la droga, un ciudadano panameño también afincado en Dubái, presunto responsable de la introducción de la cocaína en el puerto de Manzanillo de Panamá y que igualmente mantenía contacto con el resto de jefes en el emirato.

La red disponía en España de dos estructuras, la encargada de la extracción de la droga en los puertos marítimos comerciales y otra para el blanqueo de capitales a través de sociedades.

Según destaca la Guardia Civil en una nota, con esta operación, se ha alcanzado un hito histórico en la lucha contra el narcotráfico mundial.

Deja un comentario