El Gobierno nacional considera que le falta hidalguía y coraje al comité interinstitucional de Santa Cruz para dar una solución al conflicto por el censo. Cree que el problema pasó al Legislativo para buscar una “salida honorable” a los 33 días de paro que cumple esa región del país.

Jorge Richter, vocero presidencial, señala que el Ejecutivo se limita a hacer seguimiento a la discusión de la ley del censo que se realiza en la comisión de la Cámara de Diputados, con las dificultades que eso representa, por la falta de consenso y la existencia de varias propuestas normativas.

“Se ha trasladado el conflicto a la Asamblea Legislativa, allá, con las dificultades que esto pueda significar, y nosotros solo estamos haciendo un seguimiento de los debates, la discusión, y mirar aquello que se quiera aprobar”, afirmó.

Advierte que la capital oriental es presa de la radicalización y exacerbación de los discursos que adoptan sus representantes, quienes mantienen la postura “vertical e innegociable” de censo para 2023.

“Ellos dirán ‘hicimos todo por defender el 2023, pero el rodillo del MAS no permitió aquello, y transfieren la responsabilidad’. Esto es solamente la búsqueda de una salida honorable ante la falta de hidalguía y coraje para decirle a los ciudadanos cruceños que forzaron un paro de 33 días cuando la salida ya estaba sobre su mesa el 21 y 22 de octubre”, concluyó en entrevista con ‘Noches Sin Tregua’ de Cadena A.

Deja un comentario