La expresidenta Jeanine Áñez envió una carta a la representante en Bolivia de la Misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Yulia Babuzhina, solicitando que esa instancia elabore un informe sobre el cerco que organizaciones sociales del MAS ejercen contra Santa Cruz.

El documento pide realizar “seguimiento e informe sobre la vulneración de derechos humanos, que autoridades del Gobierno de Bolivia y agentes afín a su agrupación política (MAS), están perpetrando hacia los ciudadanos del departamento de Santa Cruz, mediante un ‘cerco’”, indica.

En la misiva, la exautoridad, que permanece detenida preventivamente en la cárcel de Miraflores de La Paz, recuerda que esa región del país cumple su treceavo día de paro indefinido, exigiendo la realización del censo para 2023.

“Queda claro para mí que el fondo de esa decisión fue y es ‘política’, ya que el censo habría motivado ineludiblemente e elaborar un nuevo ‘padrón electoral’ y una reasignación de escaños parlamentarios, algo que simplemente el MAS no desea que ocurra, para seguir gobernando eternamente”, alerta Áñez.

Denuncia que el cerco busca producir “inanición” contra la población cruceña y exige una “acción inmediata y decidida, que impida la consumación de los hechos y que configuren mañana delitos de lesa humanidad y genocidio”, concluye.  

Fuente: El Deber

Deja un comentario