Entre críticas y denuncias por la falta de consenso, ambos legisladores ahora se atribuyen el liderazgo en esa entidad camaral, para el periodo 2022-2023.

Según Arispe, el presidente Luis Arce los citó este martes en la Casa del Pueblo a una “reunión de diputados y senadores”, no obstante, en la oportunidad, el diputado Flores, representante de La Paz, aprovechó para asumir la jefatura de bancada.

“La reunión hubiera sido para analizar los problemas que tenemos en Santa Cruz y con los mineros, pero no hacer la elección (…) eso no corresponde”, afirmó el legislador Arispe.

CONTRARIOS.

Horas después, otro bloque del MAS lo eligió a él como jefe nacional de esa bancada en Diputados, acto que se desarrolló en un salón de la Asamblea Legislativa.

“Lamentablemente, nos encontramos con una trampa, en el cual se direcciona para poder elegir a un jefe de bancada, no estando ni siquiera en el temario (de la reunión)”, agregó el legislador.

Arispe afirmó que la prerrogativa del Órgano Ejecutivo es elegir a ministros, viceministros y autoridades de instituciones autárquicas y “no así a representantes del Órgano Legislativo”.

“No ha sido consensuado el tema de Andrés Flores”, lamentó Arispe, quien anunció que interpondrá una “acción de nulidad”.

Por su parte, el diputado Flores afirmó que cuenta con el apoyo de los representantes regionales de ocho departamentos, excepto de Cochabamba, de donde precisamente es su colega Arispe.

“He sido elegido con los ocho departamentos, los jefes de bancada de Movimiento Al Socialismo y agradecer a las bancadas del MAS de los diferentes departamentos”, manifestó.

Para la oposición, esta situación pone en evidencia las divisiones internas que hay en el MAS, entre bloques opuestos, uno que respalda al presidente Arce y otro, afín al exmandatario Evo Morales.

“Luis Arce está queriendo cooptar para sí a los parlamentarios para tener el poder al interior del MAS”, afirmó el diputado Alberto Astorga (CC).

Este hecho se registra en momentos que el partido de Gobierno atraviesa por una crisis interna, caracterizada por pugnas de liderazgos y cuestionamientos a actuales autoridades nacionales.

Desde hace varias semanas, se sumaron voces desde el MAS que piden el cambio de los ministros de Justicia y de Gobierno, Iván Lima y Eduardo del Castillo, respectivamente, luego que ambas autoridades emitieron críticas en contra del expresidente Morales.

A esto se suma, ahora, la crisis del partido oficialista en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Este martes, legisladores del MAS se dividieron y eligieron a dos jefes de la bancada nacional en la Cámara de Diputados: Gualberto Arispe y Andrés Flores, quienes cuentan con el respaldo de sus respectivos bloques.

Entre críticas y denuncias por la falta de consenso, ambos legisladores ahora se atribuyen el liderazgo en esa entidad camaral, para el periodo 2022-2023.

Según Arispe, el presidente Luis Arce los citó este martes en la Casa del Pueblo a una “reunión de diputados y senadores”, no obstante, en la oportunidad, el diputado Flores, representante de La Paz, aprovechó para asumir la jefatura de bancada.

“La reunión hubiera sido para analizar los problemas que tenemos en Santa Cruz y con los mineros, pero no hacer la elección (…) eso no corresponde”, afirmó el legislador Arispe.

CONTRARIOS.

Horas después, otro bloque del MAS lo eligió a él como jefe nacional de esa bancada en Diputados, acto que se desarrolló en un salón de la Asamblea Legislativa.

“Lamentablemente, nos encontramos con una trampa, en el cual se direcciona para poder elegir a un jefe de bancada, no estando ni siquiera en el temario (de la reunión)”, agregó el legislador.

Arispe afirmó que la prerrogativa del Órgano Ejecutivo es elegir a ministros, viceministros y autoridades de instituciones autárquicas y “no así a representantes del Órgano Legislativo”.

“No ha sido consensuado el tema de Andrés Flores”, lamentó Arispe, quien anunció que interpondrá una “acción de nulidad”.

Por su parte, el diputado Flores afirmó que cuenta con el apoyo de los representantes regionales de ocho departamentos, excepto de Cochabamba, de donde precisamente es su colega Arispe.

“He sido elegido con los ocho departamentos, los jefes de bancada de Movimiento Al Socialismo y agradecer a las bancadas del MAS de los diferentes departamentos”, manifestó.

Para la oposición, esta situación pone en evidencia las divisiones internas que hay en el MAS, entre bloques opuestos, uno que respalda al presidente Arce y otro, afín al exmandatario Evo Morales.

“Luis Arce está queriendo cooptar para sí a los parlamentarios para tener el poder al interior del MAS”, afirmó el diputado Alberto Astorga (CC).

Este hecho se registra en momentos que el partido de Gobierno atraviesa por una crisis interna, caracterizada por pugnas de liderazgos y cuestionamientos a actuales autoridades nacionales.

Desde hace varias semanas, se sumaron voces desde el MAS que piden el cambio de los ministros de Justicia y de Gobierno, Iván Lima y Eduardo del Castillo, respectivamente, luego que ambas autoridades emitieron críticas en contra del expresidente Morales.

A esto se suma, ahora, la crisis del partido oficialista en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Deja un comentario