Las autoridades de Bangladesh aumentaron este martes a 14 el recuento del número de muertos por el paso del ciclón Sitrang, que golpeó anoche la costa del país asiático obligando a evacuar a más de 600.000 personas, antes de perder fuerza gradualmente.

El ciclón golpeó la costa de Bangladesh a primera hora de la noche del lunes con vientos de unos 90 kilómetros por hora y tardó unas cuatro horas en completar su entrada en tierra firme, dijo a EFE el meteorólogo Bazlur Rashid. El ciclón también estuvo acompañado de lluvias torrenciales.

«Ahora se ha debilitado (…) y se dirige hacia (el estado) indio de Meghalaya», indicó.

En el distrito de Bhola, el más afectado por el ciclón, fallecieron cinco personas, confirmó a EFE el jefe de Policía local, Saifur Islam.

Allí, «cuatro personas murieron en diferentes zonas por el derribo de árboles, otro cuerpo fue hallado en un río y sospechamos que falleció en el naufragio de un barco en algún momento durante la tormenta», dijo.

Además, una pareja y su hijo de cuatro años de edad falleció en el distrito occidental de Comilla, señaló a EFE el jefe de la administración local, Kamrul Hasan, mientras que Sitrang dejó también un muerto en la capital y otros cinco en varios distritos por la caída de árboles o el hundimiento de un bote.

Las autoridades evacuaron a un total de 605.615 personas en casi 7.000 refugios de zonas costeras, con la ayuda de 76.000 voluntarios.

La Bahía de Bengala suele sufrir el paso de ciclones entre abril y mayo, y octubre y noviembre. En mayo de 2020, el súper ciclón Amphan ocasionó más de un centenar de fallecidos entre Bangladesh y la India, en una de las peores catástrofes naturales de este tipo en años. Sin embargo, apoyados al minuto por los satélites meteorológicos indios, la India y Bangladesh lograron evacuar entonces a tiempo a cerca de tres millones de personas, evitando así catástrofes como la de 1999, cuando un ciclón similar golpeó Odisha y dejó más de 9.000 muertos.

Deja un comentario