El ministro de Salud, Jeyson Auza, advirtió este lunes con descuentos que la norma establece al personal que suspenda los servicios de salud a la población de Santa Cruz y lamentó que presiones impidan que los trabajadores asistan a sus fuentes laborales.

“Nosotros no vamos a permitir que por algunas mezquindades políticas e intereses particulares desestabilizadores se ponga en riesgo la administración de la emergencia sanitaria (…). Debemos decirle a la población boliviana que no haremos otra cosa que cumplir con la normativa, aquellos profesionales que estén incentivando el paro, que estén negándole el derecho a la salud a la población y no asistan a su fuente laboral tendrán la sanción que corresponde”, afirmó.

La autoridad agradeció a los profesionales en salud que, pese a amenazas y amedrentamientos de cívicos y sectores radicales, asisten a su fuente laboral para prestar atención a la población y dijo que el Gobierno nacional garantizará el desarrollo de sus funciones.

Criticó que se intente vulnerar los derechos de las personas que requieren de una atención en salud y que no se deje a los profesionales en salud asistir a su fuente laboral. Desplegarán equipos de recursos humanos para realizar verificaciones.

“Se van a tomar las consideraciones necesarias en cuanto a la tolerancia”, sostuvo a tiempo de anunciar que se hará un seguimiento minucioso para garantizar que los servicios de salud a la población no sean interrumpidos arbitrariamente por negligencia y apetitos personales de unos cuantos.

El ministro de Salud informó que la atención en estos dos días de paro fue regular y aplaudió que la mayor parte de profesionales en salud cumplen sus funciones a cabalidad. Calificó de irresponsable y sinvergüenza la actitud del gobernador Fernando Camacho. “Hay presiones que reciben, el objetivo de estos nefastos dirigentes, que afectan la salud del pueblo, es provocar un descuento generalizado a todo el sector de salud, no lo haremos, identificaremos a las personas que no estén cumpliendo sus funciones”, ratificó.

(Con información de El Deber)

Deja un comentario