El alcalde de La Paz, Iván Arias, propone “salvar” el diálogo, volver a la mesa de las negociaciones y realizar el censo en octubre de 2023, después de que las conversaciones entre el Gobierno y el Comité Interinstitucional se rompieran el fin de semana.

“Yo espero que no fracase, yo creo que hay que poner nuestras mejores vibras, que se vuelva a la mesa de negociaciones”, dijo el burgomaestre, que plantea que una cumbre nacional defina la fecha de realización de la encuesta.

La representación cruceña propone que el censo se haga en 2023, sin una fecha precisa, pero el Gobierno rechazó el mismo e insistió en una “norma complementaria” a ser aprobada solo a partir de “las mesas técnicas”. Los representantes de Luis Arce son reacios a que se fije un año en específico para la realización de la gran encuesta.

Arias observó en ambos sectores ausencia de “madurez emocional”, de apertura a negociar y de pensar en el bien común. “Salvemos esto, yo creo que se necesita voluntad. Escuché a algún analista que decía ‘nos falta madurez emocional’; en estas cosas uno tiene que venir abierto a negociar, abierto a pensar en el bien común”.

El titular municipal de La Paz expresó su esperanza para que las partes vuelvan a la mesa de negociaciones y rescató aspectos positivos en ambos lados: la cruceñidad ya no pide censo en junio de 2023 ni el Gobierno hacerlo en el mismo mes de 2024.

“El punto intermedio es hacerlo el último trimestre de 2023, es lo que ha propuesto la Asamblea de la Paceñidad (el viernes), que sea en octubre, noviembre o diciembre, no importa el Gobierno lo decide y luego vamos a una gran cumbre nacional a discutir los otros temas en los que necesitamos ponernos de acuerdo, que tiene que ver con el tema de la asignación de escaños, recursos y el padrón electoral”, dijo Arias.

Deja un comentario