El expresidente Jorge “Tuto” Quiroga se refirió este lunes a la polémica por el censo y pidió al Gobierno que enfrente el proceso lo antes posible. La exautoridad comparó la situación actual con el trabajo que hizo durante su gestión y aseguró que con el mismo dinero él hubiera podido hacer “dos censos”

“En el tiempo que dicen que van a hacer el censo, mi padre hizo la Central Hidroeléctrica Corani. Yo te hago dos censos con la plata que les han dado. Dejen de buscar excusas y dejen de ponerse problemas. (…) Señor Arce, ¿por qué está (dilatando) algo que hay que enfrentar y mientras antes mejor? Usted había dicho y firmado que era noviembre de 2022, ahora súbitamente está intentando patear y no va a poder”, manifestó en Asuntos Centrales.

El ex jefe de Estado recordó que en 2001 se hacía la cartografía a mano y que los teléfonos celulares no eran inteligentes, sino “ladrillos”. Pese a ello, en nueve meses, ya se obtuvieron los resultados, lo que contrasta con el anuncio del Gobierno de que tendrán los resultados en un año.

“El último censo bien hecho en Bolivia lo hice yo. El censo 2012 estaba tan mal hecho que los resultados finales y preliminares no coincidían, tardaron dos años, creo que no valió de nada. Escucho al Gobierno decir que Sebastián Piñera (expresidente de Chile) hizo mal el censo, (pero) Evo Morales hizo mal el censo en Bolivia”, subrayó.

Para Quiroga, el Movimiento Al Socialismo tiene “miedo” de los resultados, ya que una vez que salgan habrá que “lidiar” con ellos. Dijo que, como presidente, si los ministros te dicen que anuncies el censo para noviembre de 2022 y después revelan que necesitan dos años más, “lo mínimo” que haces es despedirlos.

“La gente entendió que esa era una señal política, en el sentido de decir ´no quiero tener que lidiar con lo que sale del censo´. Es decir, escaños parlamentarios, redistribución de recursos económicos, contraste entre el censo y el padrón electoral, que te podría develar (…) lugares donde hay más votos que gente. Eso es lo que tiene miedo el MAS y Luis Arce quiere evitar estos problemas”, analizó.

En cuanto a lo político, el exmandatario opinó que Arce le “heredó” dos cosas a Morales: la “fábula” del supuesto golpe de Estado y la “animadversión” (antipatía) hacia Santa Cruz.

“Luis Arce sería el hijo del golpe porque él es producto de una elección que se hizo después de esa sucesión. Yo entiendo la obsesión de Morales, quiere borrar su cobardía, pero ¿Arce por qué? Se deslegitima a sí mismo cada vez que habla de golpe y Gobierno de facto”.

Hasta junio de este año, el Gobierno daba por hecho la realización del Censo Nacional de Población y Vivienda en noviembre de este año, con un financiamiento de 68 millones de dólares mediante entidades externas y el Tesoro General de la Nación (TGN). Después de la reunión del Consejo Nacional de Autonomías (CNA) postergó el evento estadístico hasta mediados de 2024.

En el cabildo del 30 de septiembre, en Santa Cruz, se resolvió esperar hasta el 21 de octubre a que el Gobierno abrogue el decreto supremo que posterga el proceso censal. Caso contrario, desde el 22 de octubre, acatarán un paro indefinido en todo el departamento.

Deja un comentario