Agencias

La gobernación actual desde el inicio de su gestión sigue trabajando en la habilitación y rehabilitación de pozos para agua para diferentes comunidades y provincias del departamento de Tarija, de acuerdo al asesor de esta institución, César Ramos Flores.

Puedo mencionar que son más de 3 mil familias beneficiadas, se invirtió más de 700 mil bolivianos, se optimizaron de gran manera los recursos que llegan al gobierno departamental para mejorar la calidad de vida de aquellas familias, afirmó.

Brindarles dignidad y facilitarles el acceso a este derecho humano como es el agua potable, acotó al asegurar que trabajaron en comunidades como El Palmar, pueblos guaranís de Villa Montes, San Antonio, Palos Blancos, entre otros.

También se trabajó en urbanizaciones de Bermejo, en el propio hospital “Virgen de Chaguaya” en la ciudad fronteriza, donde se habilitó un pozo surgente, para que el nosocomio tenga el servicio de agua potable y no sufrir la carencia de este elemento vital, agregó.

En Campo Grande, también en Bermejo, se habilitó otro pozo, en la propia provincia Cercado, en el municipio de Uriondo, añadió al precisar que a la cabeza de este trabajo estuvo la Dirección de Servicios Básicos a la cabeza de la Arquitecta, Jimena Márquez.

Esta dependencia está a órdenes de la Secretaria de Obras Públicas, precisó al recordar que casi todas estas comunidades tenían pozos con más de 30 y 10 años de antigüedad, no tuvieron la rehabilitación correspondiente y prácticamente no contaban con agua.

“Las cañerías se encontraban en mal estado, las bombas de agua habían dejado de funcionar y esto perjudicaba de gran manera a las comunidades que contaban con un servicio precario o tenían provisión de agua insalubre.

Con la rehabilitación de los pozos, colocación de nuevas bombas, de nuevas cañerías, los pozos volvieron a una provisión adecuada que fue muy beneficioso para los pobladores que agradecieron esta labor de la gobernación, aseguró.

Deja un comentario