Un hombre ha muerto y varios civiles han resultado heridos, entre ellos un niño de 11 años

Rusia ha lanzado ataques en nueve regiones de Ucrania en las últimas 24 horas, algunos con drones kamikaze, lanzacohetes múltiples, misiles y artillería pesada, según el último parte de las administraciones militares regionales, recogido por la agencia Ukrinform.

Las tropas rusas han lanzado esta mañana ataques con drones kamikaze contra una instalación de infraestructura crítica en la comunidad de Makarov, en la región de Kiev. En la región de Sumy, el ejército ruso disparó por la mañana quince proyectiles de sistemas de artillería autopropulsada en Myropil.

El miércoles se registraron 12 bombardeos en la región, con más de 100 impactos entre las comunidades de Miropolis, Seredino-Budska, Jotynska, Shalyhinska y Bilopilska, sin que se reportaran víctimas.

Las tropas rusas han vuelto a bombardear durante toda la noche con lanzacohetes múltiples Grad y artillería pesada el distrito de Nikopol, en la región de Dnipropetrovsk, con una persona hospitalizada en estado grave y daños en varios edificios civiles.

En la región de Járkov, los invasores bombardearon el miércoles asentamientos cercanos a la frontera con Rusia y a la línea de contacto: los distritos de Vovchansk, Chuhuiv, Járkov, Kupyansk y Bohodujiv han quedado bajo fuego de las tropas rusas y dos personas han tenido que ser hospitalizadas.

Los artificieros siguen desminando la región y en un solo día han desactivado 688 artefactos.

En la región de Lugansk, la artillería de las fuerzas armadas ucranianas ha atacado durante el pasado día 32 posiciones militares rusas y se ha confirmado el impacto en más de 25 zonas de concentración de armas y equipos militares y en siete sistemas de misiles antiaéreos rusos.

Además, las unidades de defensa aérea ucranianas han derribado cuatro helicópteros y 26 drones del ejército ruso.

(Con información del Mundo)

Deja un comentario