Al menos 48 personas murieron en Nepal en dos semanas debido a inundaciones y aludes provocados por las lluvias del monzón, en tanto que otras 13 fueron arrastradas por un rio y están desaparecidas, se informó este jueves.

«Hubo fuertes lluvias al final del monzón que provocaron desprendimientos de tierra e inundaciones en las regiones occidentales del país», declaró a la AFP Pradip Kumari Koirala, responsable de la gestión de catástrofes.

«Estamos realizando operaciones de rescate y de distribución de suministros de socorro en esas zonas con las fuerzas de seguridad y otras agencias, ya que la situación meteorológica mejoró», añadió.

Trece personas en Rachuli, un pueblo aislado en la provincia de Karnali, fueron arrastradas por el río Tila el domingo, y la esperanza de encontrarlas «es débil», declaró a AFP Saroj Adhikari, responsable local.

Unos 700 senderistas extranjeros y nepalíes quedaron bloqueados durante 48 horas al principio de la semana en los distritos montañosos del oeste de Nepal.

La mayoría fueron rescatados o consiguieron proseguir su viaje, pero algunos siguen bloqueados.

Koirala indicó que las autoridades mobilizaron excavadoras e ingenieros para desbloquear las carreteras, y puso en alerta helicópteros en caso de rescates de emergencia.

El monzón, que aporta a Asia del Sur entre 70% y 80% de sus precipitaciones anuales, es difícil de prever, pero según los científicos se vuelve más potente e irregular por el cambio climático.

(Con información de Infobae)

Deja un comentario