Osmar Arroyo/El Andaluz

En conferencia de prensa el alcalde del municipio de San Lorenzo, Asunción Ramos informó a los medios de comunicación que desde el pasado miércoles persiste el incendio en la serranía cercana a la comunidad de Alpahuasi y Pampa Grande.

La autoridad indicó que hasta ayer por la mañana se tenía un dato estimado de más de mil hectáreas afectadas por el fuego.

Indicó que en la serranía de Alpahuasi algunos focos de calor se encuentran en lugares inaccesibles, es por eso que no se puede aún controlar el fuego.

La autoridad municipal agradeció el apoyo de los bomberos, voluntarios, personal del Gobierno Municipal, Defensa Civil, la Asociación de Municipio de Tarija (AMT), entre otras instituciones y voluntarios que coadyuvan para apagar el incendio y también coadyuvan con víveres para el personal y los voluntarios que trabajan para sofocar el fuego en la zona.

Mencionó que ayer desde Defensa Civil se apoya con un helicóptero, primero para hacer un sobre vuelo e identificar las zonas críticas en donde el fuego avanza y posteriormente ayudar con un nuevo frente de lucha contra el incendio desde el aire, trasladando agua con el helicóptero, principalmente en las zonas en los que no se puede acceder por tierra.

Se traslada víveres secos hasta el lugar para hacer una olla común para todas las personas que trabajan para sofocar el incendio.

“Gracias por el apoyo”, dijo Ramos a todas las instituciones que se sumaron a la lucha contra el fuego.

Mencionó que desde Tarija hasta el lugar del incendio se tarda dos horas en vehículo hasta parte del camino, luego se debe continuar caminando para poder llegar hasta la zona afectada y trabajar para sofocar el incendio.

El alcalde de San Lorenzo dijo que preocupa que mucha gente no tome conciencia de las consecuencias con los incendios forestales, remarcando que la mayoría de los incendios son provocados por la mano del hombre.

La autoridad indicó que espera que la Policía Boliviana pueda dar con los responsables de esta situación, a los que nombró “malhechores”, por provocar esta situación.

Pidió a la población que no inicien el fuego, porque en esta temporada, por los fuertes vientos que se registran, esa situación se descontrola y muestra de ello es el incendio que persiste desde el pasado miércoles en el municipio de San Lorenzo.

También se registraron otros incendios en el municipio de Tarija, en la provincia Cercado.

Asunción Ramos dijo que después apuntan a las autoridades como culpables, como si hubieran iniciado el fuego.

Reiteró el pedido a la gente de no ir a las comunidades a prender fuego, porque se podría iniciar con un incendio forestal de magnitud, como es el presente caso.

“Es ocasionado por la mano del hombre (…) no puede ser que siga pasando esto”, expresó el alcalde de San Lorenzo.

Informó que son más de 50 personas las que trabajan para sofocar el incendio y se van sumando voluntarios que buscan coadyuvar en la labor.

Indicó que afortunadamente no se registró pérdida de ganado, ni tampoco la afectación de viviendas, a pesar que el fuego esta cerca de las comunidades de Alpahuasi, Pampa Grande, Pantipampa y al frente San Pedro.

Reiteró que hasta la mañana de ayer se reportó una superficie afectada por el fuego de 1.070 hectáreas.

En la zona se tiene mucha vegetación, guayabo, aliso y pino del cerro.

Durante estos días para controlar el fuego, al ver que existen puntos inaccesibles, dijo que se planificó con el personal, esperar el fuego en lugares en donde pueden ingresar para hacerle frente.

Son comunarios de la zona los que colaboran de guías para poder indicar al personal, los lugares a donde se pueden acceder para sofocar el incendio.

Ramos considera que con la ayuda del helicóptero se podrá atacar en los puntos en donde no se puede acceder vía terrestres y ayudará a sofocar el fuego lo antes posible.

También mencionó que desde la Central de Campesinos y la Federación de Campesinos se colabora y se dirigieron hasta el lugar para ver la situación del incendio.

La autoridad indicó que posteriormente se hará la evaluación de los daños, para tomar las acciones necesarias frente a este siniestro.

Hace unas semanas atrás se registró otro incendio de magnitud en el departamento de Tarija, en la serranía del Aguaragüe que haría afectado más de 1500 hectáreas y que durante varios días se tuvo que luchar contra el fuego para poder controlarlo.

Para sofocar ese incendio desde el Gobierno nacional también se apoyo con un helicóptero para hacer sore vuelos y llevar agua en la nave para coadyuvar con el trabajo de sofocación.

Año tras año las autoridades advierten de los riesgos en esta temporada de iniciar el fuego porque este se podría descontrolar y convertirse en un incendio forestal, como ocurrió en varias ocasiones.

A pesar de las Advertencias y las recomendaciones, se sigue presentando focos de calos en varios puntos del departamento.

Deja un comentario