Willam Octavio Flores/EL Andaluz

La presidenta del Barrio el Molino, Irina Sargenti, junto al vecino, Humberto Ulupica Lema, quienes fueron actores principales en la destrucción del muro que estaba construyendo la policía en los predios en disputa, donde estaba ubicado la Epi Central.

Lamentan que la policía les interpuso una denuncia penal por destruir vienes del estado, ya que aseguran que esta propiedad es del municipio, y que al haber una resolución donde se la declara construcción clandestina nunca debió admitirse.

“Nunca ha tenido ningún sentido esta denuncia, ni siquiera tuvo que haber sido admitida por parte del ministerio público, no estamos hablando de la destrucción de un bien del estado, según manifiesta el comando departamental, pero tenemos una resolución administrativa, que decreta que esta construcción es clandestina e inclusive hay en la notificación con la resolución de demolición” afirmo Sargenti

Asegura que se someterá al proceso, ya que cuenta con el asesoramiento de abogados penalistas, y continuará con el pedido de demolición de la totalidad de esta edificación, para convertirla en área verde.

Por su parte Humberto Ulupica Lema, el otro vecino denunciado, manifestó que no tiene miedo a la denuncia, porque los policías son los sirvientes del pueblo, “primera vez que un boliviano y un tarijeño destruye algo de la policía, si la policía es sirviente nuestro, ellos tienen que estar por la seguridad, nada más, ellos no pueden hacer lo que les dé la gana ni apropiarse de nada”

Así mismo manifestó que toda esa zona debería ser demolida incluyendo el coliseo Luis Parra, para convertirla en un área verde, ya que daría una mala impresión a los turistas que llegan a Tarija.

“eso tiene que ser una plaza, hay que tirar todo hasta el coliseo, hay que botarlo para que venga el turismo, y vea algo verde aquí en Tarija, aunque sea que pongan un monumento de Luis Parra que fue uno de los fundadores del coliseo.

Deja un comentario