El frigorífico BFC inició anoche en el mercado Los Pozos la distribución inicial de 200 carcasas de res diarias en Santa Cruz sin la participación de los intermediarios. La Contracabol observó que esa acción es insuficiente para atender la demanda cruceña y anticipó no solo uno, sino más incrementos si el Gobierno sigue protegiendo a los mayoristas. El congreso del sector ratificó el aumento nacional del precio desde mañana.

“Se ha determinado subir desde mañana el precio” en todo el país “en la misma medida en la que el ganadero, el mayorista o el frigorífico nos lo suba a nosotros. Si el Gobierno hiciera el trabajo de bajar los precios en las cámaras, en los centros de remate, nosotros automáticamente también bajamos”, indicó Jesús Huchani, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol) .

El rango de este aumento estará entre Bs 2 y 3, pero puede ser mayor si la elevación es también mayor en el punto de venta inicial, precisó. “Estamos siendo obligados a trasladar esa subida al ama de casa”, sostuvo el dirigente.

En Santa Cruz, la elevación de precios ya es un hecho, como pudo comprobar la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve).

 “Nosotros hemos constatado que han subido entre Bs 2, 3 y 4 el precio en diferentes mercados. La carne de primera, que estaba en Bs 34, está en 38 en este momento, en 36 en algunos mercados. Ellos (los vendedores) indican que el kilo gancho es el que ha subido, que normalmente lo compraban a Bs 9 y hoy a 13”, contó el presidente de la federación, Omar Rivera.

Contracabol decidió aumentar el precio nacional de la carne de res luego de un congreso de sus afiliados que se llevó a cabo en la capital cruceña. El voto resolutivo del encuentro demanda también el cierre de los centros de remate, la suspensión de las exportaciones del alimento y la intervención a los frigoríficos Frigor, Fridosa, y BFC, entre otros.

“Estamos exigiendo al Gobierno que abra procesos contra los frigoríficos y los centros de remate, porque están incurriendo en el delito de agio y especulación (…). Si iniciaran un proceso a un compañero se va a ir a un desabastecimiento de carne a nivel nacional”, afirmó Huchani, quien subrayó que el sector está “en emergencia”.

Rivera anticipó que el Gobierno y la propia Fedjuve le iniciarán procesos penales al presidente de Contracabol, “por cometer varios delitos contra la población”.

Anoche, BFC comenzó la distribución directa de carne tras firmar un contrato con la Federación Departamental de Carniceros al Detalle y Ramas Anexas de Santa Cruz, acuerdo auspiciado por el Gobierno y la Fedjuve.

El contrato es para la “provisión inicial de 200 carcasas de res diarias, para su venta de forma directa. A través de este acuerdo se garantiza un precio justo a nuestros hermanos vendedores al detalle, sobre todo un precio estable sin ningún tipo de incremento a las amas de casa de Santa Cruz de la Sierra”, sostuvo durante la mañana el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca.

El abastecimiento directo llegará a los carniceros al detalle de los mercados de Los Pozos, Plan Tres Mil y Abasto, entre otros. Así, el Gobierno ‘saltó’ a los intermediarios para vender a través de los carniceros con el apoyo del frigorífico BFC.

Situación del mercado

Con este contrato, “el frigorífico se compromete a entregar un producto de excelente calidad, con los mismos estándares de exportación y en la cantidad necesaria para evitar el agio y lograr estabilidad de precios en el mercado de Santa Cruz”, destacó el gerente general de BFC, Paulo Macedo.

Esas 200 carcasas no serán suficientes para atender la demanda cruceña de carne de res, dijo Huchani. “Si el Gobierno se sigue empecinando en trabajar con el ganadero y los centros de remate, esta no va a ser la única subida ni la última”, anticipó el dirigente.

Rivera advirtió también con iniciar “procesos penales” y “meter a la cárcel” a los que sigan incrementando el precio del alimento.

“Nosotros no somos los responsables, ni el intermediario. El centro de especulación nacional son los centros de remate de Santa Cruz -de propiedad de los propios ganaderos-, pero el Gobierno no los quiere intervenir. Así que estamos exigiendo que el Gobierno intervenga donde tenga que hacerlo”. manifestó Huchani.

“El vecino no es el que va a pagar el plato roto de malos trabajos que han hecho los unos y los otros”, subrayó Rivera.

con informacion de: El Deber

Deja un comentario