Osmar Arroyo/El Andaluz

La rotura del muro de un dique de colas en la comunidad de Agua Dulce del municipio de Yocalla en Potosí en julio pasado, ha generado preocupación en sectores de la población de Tarija por el derrame de lodos con desechos mineros hacia el rio Tarapaya que conecta con el río Pilcomayo.

Tras esa situación en Villa Montes se conformó un Comité de Defensa del río Pilcomayo que esta conformada por diferentes sectores de la población.

Desde el Comité de Defensa se hace seguimiento al trabajo que realizan diferentes instancias gubernamentales ante la contaminación de las aguas del río Pilcomayo por el derrame por el colapso del dique de colas en Potosí.

La bióloga Ludmila Pizarro, miembro del Comité de defensa informó a El Andaluz que enviaron una nota a la Gobernación de Tarija solicitando que se pueda realizar una auditoría ambiental al río Pilcomayo, tras conocer algunos resultados de laboratorio que se realizaron sobre la calidad de las aguas.

La Gobernación de Potosí, la Gobernación de Tarija y de Chuquisaca tomaron muestras del río Pilcomayo en sus territorios para que se realicen estudios de laboratorio e identificar si existe la presencia de metales pesados.

El informe de Potosí y Chuquisaca inicialmente indican que si existe presencia de metales pesados, pero los resultados de las muestras tomadas en Tarija indican que no existe la presencia de metales pesados.

Pizarro explicó que los resultados de Potosí y Chuquisaca es la prueba de que los lodos por el derrame del dique de colas llegaron hasta el río Pilcomayo y que si bien las muestras tomadas en Tarija un mes después del hecho los resultados son negativos, no significa que el monitoreo concluyó.

Indicó que los metales pesados no desparecerán del caudal del río y que irán avanzando río abajo, por lo que se deben tomar nuevas muestras para continuar haciendo los análisis de laboratorio.

Con las primeras lluvias que se registran en el departamento, Ludmila Pizarro explicó que las aguas arrastrarán los metales y con nuevas muestras se podría identificar la presencia de los metales pesados en Tarija.

También resaltó que los resultados de las muestras de Tarija, si bien indican que no se encontraron metales pesados en el río, también se indica que no es apto para el consumo humano, por la presencia de aguas residuales.

Desde la Gobernación se indicó que la calidad de las aguas del río Pilcomayo estarían en una categoría C, es decir que pueden ser usadas para el riego de cultivos, pero no para el consumo humano.

La profesional bióloga indicó que se echan aguas residuales del área urbana al río Pilcomayo y las familias en las comunidades indígenas consumen esa agua.

Considera importante que se pueda realizar una auditoría ambiental en las aguas del río Pilcomayo y se contará con un abanico de información sobre el grado de contaminación, sus causas y también se podrán tomar determinaciones sobre las acciones que se deben asumir para mitigar los daños ambientales.

Contaminación minera

La profesional indicó que las 13 toneladas de lodo que se derramaron del dique de colas en Potosí, una parte llegó a las aguas del Pilcomayo y que muestra de ello son los resultados de los estudios de laboratorio encargados por la Gobernación de Chuquisaca que indican la presencia de metales pesados.

Desde Potosí se informó que a la fecha solo se habría limpiado el 20 por ciento de los lodos que se derramaron del dique de colas en la comunidad de Agua Dulce.

El temor es que con las lluvias ese lodo sea arrastrado hasta el río Pilcomayo agravando aún más el nivel de contaminación de las aguas

Pizarro dio que en el caso de Tarija se tomaron muestras solo en tres puntos.

Remarcó que durante la época de lluvias las aguas arrastraran lentamente el material de la cuenca, sedimento, metales pesados, entre otros elementos.

Reiteró que durante la época de lluvias se deben volver a tomar muestras para continuar con el trabajo de monitoreo.

Por otra parte, señaló que si bien la Oficina Técnica Nacional de los ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN-PB) es la instancia competente para realizar el trabajo de monitoreo y que cuenta con personal y logística para hacerlo, hasta la fecha no presentó el informe completo sobre el trabajo realizado.

Mencionó que presentaron un informe preliminar en donde no se indica si se encontraron o no metales pesados en las aguas de la cuenca.

La OTN tomó muestras de las aguas del Pilcomayo desde Potosí hasta Tarija.

Señaló que se debía presentar ya el informe por parte de la OTN a mediados de septiembre, como se anunció por parte de las autoridades de la institución, pero a la fecha no se conoce el informe final.

Resaltó que la información del trabajo de monitoreo sobre el río Pilcomayo debe ser pública.

Deja un comentario