Por Rosy Sánchez/El AndaLuz

La mayoría de los embarazos en adolescentes se dan por hechos de violación sexual, colectivos piden la legalización del aborto

La directora del Sedeges, María Esther Valencia, en declaraciones a NotiSalud, indicó que en lo que va del año 2022, se registraron dos casos de interrupción de embarazos en adolescentes por hechos de violación previa a una valoración psicológica de las víctimas y el consentimiento de la misma.

Según la directora la mayor incidencia de casos se dan  en los municipios de  bermejo y Yacuiba, en ese marco se realiza capacitaciones para reducir los índices de embarazos en menores de edad y hechos de violencia.

Desde los colectivos de mujeres exigen al gobierno retomar el debate de la despenalización del aborto ya que según las estadísticas, la tercera causa de muerte de mujeres es por recurrir a abortos ilegales y clandestinos.

“La mayoría de los embarazos no producto de una agresión sexual, y muchas de estas mujeres acuden a clínicas clandestinas para  la interrupción del embarazo, por eso es importante que se pueda legalizar el aborto y que sean ellas quienes decidan sobre su cuerpo”, indicó Cintia Mamani del colectivo “Mochas Copleras”.

Para la activista, la injerencia de la iglesia  frena el debate de la despenalización del aborto y piden el respeto a un estado laico y se respete las decisiones de las mujeres.

Hasta el mes de agosto, en Tarija se registraron alrededor de 600 casos de embarazos en adolescentes, con principal incidencia en municipios rurales, como Entre Ríos, Yunchara y San Lorenzo, según el Sistema Nacional Informaciones en Salud .

Deja un comentario