El ataque del régimen persa ocurre en medio de protestas en el país contra el uso del velo y el poder clerical, que comenzaron a raíz de la muerte bajo custodia de una mujer kurda llamada Mahsa Amini.

El régimen de Irán lanzó el miércoles una nueva campaña de bombardeos con aviones no tripulados contra las bases de un grupo opositor kurdo-iraní en el norte de Irak, mientras las manifestaciones por la muerte de la mujer kurda Mahsa Amini cuando estaba detenida se sucedían en la República Islámica, dijeron las autoridades kurdas.

El último ataque dejó al menos siete muertos y 28 heridos, según autoridades kurdas. El ministerio de salud regional en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, dijo en un comunicado que los últimos ataques mataron a cuatro personas e hirieron a 14 en la región de Koysinjaq, y tres murieron y 14 resultaron heridos en Sherawa.

“Hay civiles entre las víctimas”, incluido un muerto, dijo a la AFP un alto funcionario del Kurdistán autónomo.

“Estos cobardes ataques están ocurriendo en un momento en que el régimen terrorista de Irán es incapaz de reprimir las protestas en curso dentro y silenciar la resistencia civil de los pueblos kurdo e iraní”, tuiteó el Partido Democrático Kurdo de Irán. La formación, conocido por las siglas KDPI, es un grupo armado opositor izquierdista prohibido en Irán.

(Con información de Infobae)

Deja un comentario