La Organización Mundial de la Salud galardonó de manera póstuma a la epidemióloga boliviana Carla Gabriela Romero Pérez, con el Premio OPS a la Gestión y Liderazgo en Servicios de Salud. El reconocimiento se hizo en la 30ª Conferencia Sanitaria Panamericana, que reúne a los líderes de salud de toda la Región de las Américas.

Carla Gabriela falleció en octubre del 201 en un lamentable accidente aéreo junto a un equipo de la Red de Salud del Beni. La avioneta que los transportaba cayó en el municipio de Gonzalo Moreno, en Pando.

Romero Pérez trabajó en el Ministerio de Salud de Bolivia y supervisó los programas de control de vectores. Fue una de las fundadoras de la «Semana contra los mosquitos» de Bolivia y una incansable educadora sobre los riesgos de las enfermedades transmitidas por vectores. 

Al conceder la distinción de este año, el Presidente de la Conferencia Sanitaria Panamericana, Michael Pearson, reconoció la incansable labor de Romero Pérez para reforzar los esfuerzos en la lucha contra los arbovirus. Pearson citó el papel de Pérez Romero como gerente de los programas de prevención y control del dengue, chikungunya y Zika de Bolivia, y destacó su liderazgo en la contención de la epidemia de dengue en la región norte del Departamento de La Paz en 2018.

Romero era bióloga de formación y tenía varios títulos y diplomas de la Universidad Mayor de San Simón y de la Universidad Nuestra Señora de La Paz, así como una maestría en Ciencias Biológicas y Biomédicas de la Universidad Mayor de San Andrés en Bolivia.

El Presidente de la Conferencia también elogió sus esfuerzos por incluir mensajes sobre la prevención y el control del mosquito Aedes aegypti en el currículum escolar, así como su apoyo en la distribución de las primeras dosis de la vacuna COVID-19 en toda Bolivia.

El embajador de Bolivia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Héctor Arce Zaconeta, recibió el premio en su honor. «“En nombre de Bolivia y de todos los profesionales de la salud de mi país, pero también de esta extraordinaria y maravillosa profesión, estos ‘ángeles de blanco’, como los denominamos nosotros, con mucho honor recibo este reconocimiento en nombre de esta gran profesional”, dijo el embajador, al recibir el premio póstumo.

Deja un comentario