Osmar Arroyo/El Andaluz

En agosto pasado la Ejecutiva Seccional de Desarrollo de Villa Montes, Karen Sánchez hizo la rescisión de contrato con la asociación accidental Itacua encargada del proyecto Asfaltado del tramo Isiri-La Central.

Ante esta situación, el representante del transporte ante el Comité Pro Intereses del Departamento de Tarija, Marco Antonio Guaygua indicó que desde el transporte se pedirá a las autoridades que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) se haga cargo del tramo carretero.

El tramo esta dentro de la Red Vial Fundamental (RVF) y es de competencia nacional, pero el 2012 pasado en la gestión del exgobernador interino, Lino Condori se firmó un convenio con el Gobierno para que el tramo se ejecute con recursos del departamento de Tarija, es por eso que ahora esta a cargo del tramo carretero la Ejecutiva Seccional de Desarrollo de Villa Montes, Karen Sánchez.

Desde el transporte se pide dejar sin efecto ese convenio y tras la rescisión de contrato con la empresa constructora que se haga el cierre administrativo para transferir el tramo a manos de la estatal caminera.

Con la transferencia del tramo, esperan que la ABC se haga cargo del mantenimiento del tramo de casi 30 kilómetros durante la época de lluvias y no se tenga problemas para que los vehículos puedan transitar hacia el Chaco.

Las autoridades de Villa Montes tenían en trámite un fideicomiso con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para reactivar el proyecto caminero que se encontraba paralizado desde el 2008 pasado por planillas pendientes de pago con la Asociación Accidental Itacua.

En una anterior entrevista con El Andaluz, el secretario de Obras Públicas del Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco, Pedro Suheiro informó que con la rescisión de contrato con la constructora no se garantiza la reactivación del proyecto, por lo que el Gobierno Regional no podía autorizar seguir con el trámite para el fideicomiso para el proyecto por el momento, porque se tiene otros proyectos en el Chaco que también están a la espera de recursos económicos.

Marco Antonio Guaygua indicó que en julio pasado se habría entregado una nota a la constructora con la intención de contrato y en agosto se concreto la rescisión de contrato.

Mencionó que el tramo carretero tiene una ejecución física actual de 59.82 por ciento y una ejecución financiera de 66.39 por ciento.

El dirigente del transporte dijo que ahora corresponde que se haga el cierre administrativo entre la ejecutiva Seccional de Desarrollo de Villa Montes y la Asociación Accidental Itacua.

Con la rescisión del contrato se ejecuta la boleta de garantía de la asociación que representa el 7 por ciento del costo total de la obra.

El proyecto inició con su ejecución el 18 de marzo del 2015 y se tenía previsto una ejecución de 810 días, más de dos años.

Con la ejecución de la boleta de garantía, indicó que los recursos se necesitarán para concluir con el proyecto será un poco más de 56 millones de bolivianos, antes de la resolución se indicó que se requería aproximadamente 71 millones de bolivianos.

El tramo tiene una longitud exacta de 29,90 kilómetros, el contrato del proyecto tiene un costo inicial de 212998618,63 bolivianos.

Marco Antonio Guaygua dijo que para que la ABC se haga cargo del proyecto, se requiere hacer una evaluación del estado actual del ramo, en qué estado se encontraba cuando se paralizaron los trabajos y cuál es el estado actual del tramo para determinar si se requerirán realizar otros trabajos para reparar algunos puntos y para que se concluya con el proyecto.

El dirigente del transporte considera que la ABC se podría hacer cargo del mantenimiento de la carretera durante la época de lluvias de este año y para el 2023 se podría gestionar que se pueda reactivar la obra hasta su conclusión.

Indicó que se requerirá por lo menos de un año para que se puedan reiniciar los trabajos en el tramo carretero.

Dese el año pasado el sector del transporte ha solicitado que se transfiera el tramo a la estatal caminera, pero la ejecutiva Sección de Desarrollo de Villa Montes desde el inicio de su gestión mostró la intención de continuar con el proyecto con recursos propios, pero transcurrió más de 1 año y medio y a la fecha no se pudo reactivar el proyecto.

Guaygua cree que la solución para el tramo es que se lo transfiera a la ABC y seguir los mismos pasos que se hicieron con el tramo de la variante Canaletas-Entre Ríos.

Espera que la rescisión de contrato se haya realizado en buen término con la Asociación Accidental y el tema no se judicialice o no se presente una impugnación a la decisión de la ejecutiva de Villa Montes.

Deja un comentario