Consternación en Yapacaní. Una niña de 12 años era prostituida por su hermana desde que tenía 10 años y a consecuencia de estos abusos ha sido contagiada de una enfermedad de transmisión sexual (ETS). La mujer, acusada de proxenetismo, ha sido enviada este jueves a la cárcel de Palmasola, con detención preventiva.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, el hecho criminal se registró en la zona del kilómetro 9 de ese municipio  y fue de conocimiento de las autoridades en el mes pasado.

La menor de edad ha sido víctima de constantes agresiones sexuales y físicas desde que tenía 10 años, con la agravante de que uno de sus agresores la contagió de una enfermedad de transmisión sexual grave.

Las investigaciones, según informó el fiscal Daniel Banegas, han permitido aprehender a varias personas, entre ellas la hermana mayor, que es acusada de proxenetismo y que, por este delito, fue cautelada y enviada a la cárcel de Palmasola con detención preventiva por 90 días.

Banegas explicó que tras librada la orden de aprehensión en su contra empezó la búsqueda hasta dar con su paradero en el municipio de Entre Ríos, Cochabamba, adonde se trasladó tras que se denunciaran los abusos a su hermana menor.

El fiscal Banegas le informó a EL DEBER que por declaraciones de la víctima es que se conoce que la mujer trabajaba en un local de expendio de bebidas alcohólicas de Yapacaní y que ofrecía a su pequeña hermana a los eventuales clientes que acudían a consumir bebidas alcohólicas. Estos abusos se perpetraban desde que la niña tenía diez años.

“La víctima de este hecho relata de manera clara que su hermana la vendía y hacía estos negocios a sus espaldas», dijo Banegas a tiempo de señalar que se está investigando la posibilidad de que hubiesen otras víctimas.

Fuente: El deber

Deja un comentario