Arnold Alanes, representante del mercado paralelo de coca de la zona Villa El Carmen, reportó esta mañana pérdidas por más de tres millones de bolivianos producto de los destrozos y robos registrados ayer, cuando la marcha de los Yungas tomó y cerró por la fuerza ese espacio.

El dirigente descartó cualquier diálogo con “criminales” y anunció demandas para que se meta a la cárcel a los responsables. También reveló que se encontraba a dos metros del lugar, observando lo que sucedía.

“No descartamos movilizaciones, vamos a ver lo que define la base, se están convocando las regionales para tomar cartas en el asunto. Hay responsables, se cometió robos, cuantificando a grandes rasgos, pasa los tres millones de bolivianos en lo que robaron y dañaron”, dijo en conferencia de prensa.

Sostuvo que recién a medianoche pudo salir del lugar donde permanecía oculto, que existen 10 de sus compañeros que todavía son “torturados” en el mercado de Villa Fátima y lamentó que el Gobierno nacional no impidiera la violencia.

“Agradezco a Dios que estoy con vida, han buscado casa por casa, cuarto por cuarto, pero yo estaba a dos metros de ellos, a una pared de ellos. Repito, mientras lata mi corazón y entre aire a mis pulmones, seguiré de pie, y quiero decirles a los Yungas, aquí está su dirigente”, agregó.

Indicó que la dirigencia de Freddy Machicado recabó 700.000 bolivianos para lograr la movilización y atribuyó a la oposición el financiamiento. A su juicio, solo 5.000 personas marcharon ayer, de los 42.000 socios que tiene Adepcoca.

“Era una marcha política, no es una lucha política entre Arnold y Machicado, él es un instrumento más de todos los actores políticos, que pusieron plata, movieron gente, logística, senadores de Creemos, diputados, activistas del conflicto de 2019, el Conade, todos los actores políticos contra Alanes, y si no hay autoridades para sumarse a la lucha, lo voy a hacer solo”, concluyó.

Fuente: El Deber

Deja un comentario