La dictadura norcoreana querría combustible y tecnología capaz de mejorar sus sistemas de lanzamiento de misiles. Qué dicen los especialistas

Al parecer, Corea del Norte se dispone a vender millones de cohetes y proyectiles de artillería muchos de ellos probablemente procedentes de sus antiguas existencias a su aliado de la Guerra Fría, Rusia. Rusia ha calificado de “falso” un informe de la inteligencia estadounidense sobre el plan de compra. Pero los funcionarios estadounidenses dicen que muestra la desesperación de Rusia con la guerra en Ucrania y que Moscú podría comprar más material militar a Corea del Norte.

Las municiones que supuestamente Corea del Norte pretende vender a Moscú son probablemente copias de armas de la era soviética que pueden adaptarse a los lanzadores rusos. Pero todavía hay dudas sobre la calidad de los suministros y sobre cuánto podrían ayudar realmente a los militares rusos.

Golpeada por las sanciones internacionales y el control de las exportaciones, Rusia compró en agosto aviones no tripulados de fabricación iraní que, según funcionarios estadounidenses, tenían problemas técnicos. Para Rusia, Corea del Norte es probablemente otra buena opción para su suministro de municiones, ya que el Norte mantiene una importante reserva de proyectiles, muchos de ellos copias de los de la era soviética.

Corea del Norte “puede representar la mayor fuente de munición de artillería heredada compatible fuera de Rusia, incluidas las instalaciones de producción nacionales para aumentar los suministros”, dijo Joseph Dempsey, investigador asociado de defensa y análisis militar en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Lee Illwoo, experto de la Red de Defensa de Corea en Corea del Sur, dijo que tanto Corea del Norte como Corea del Sur -divididas a lo largo de la frontera más fortificada del mundo desde hace más de 70 años- guardan decenas de millones de proyectiles de artillería cada una. Es probable que Corea del Norte venda los proyectiles más antiguos que quiere sustituir por otros más nuevos para los sistemas de lanzamiento de cohetes múltiples o misiles sofisticados en sus bases militares de primera línea, dijo.

Pero Bruce Bennett, experto en seguridad de la Rand Corporation, con sede en California, dijo que la mayoría de los proyectiles de artillería que se enviarán a Rusia probablemente sean municiones para armas pequeñas, como rifles AK-47 o ametralladoras. “No se trata de millones de proyectiles de artillería y cohetes – eso es más que el consumo probable. Podrían ser millones de cartuchos de armas pequeñas”, dijo Bennett.

Según una evaluación del IISS, se calcula que Corea del Norte tiene en servicio unas 20.000 piezas de artillería que incluyen lanzacohetes múltiples, un número que Dempsey describió como “significativamente mayor que el de cualquier otro país del mundo”.

Los medios de comunicación estatales de Corea del Norte han calificado sus cañones de artillería como “el primer brazo del Ejército Popular y el más poderoso del mundo” que puede reducir la posición del enemigo en “un mar de llamas”.

Pero sus antiguos sistemas de artillería, cuyas municiones probablemente se suministrarán a Rusia, tienen fama de ser poco precisos.

Durante el bombardeo de artillería de Corea del Norte sobre la isla surcoreana de Yeonpyeong, en primera línea de fuego, en el que murieron cuatro personas, Bennett dijo que sólo 80 de las 300-400 armas que debería haber disparado Corea del Norte dieron probablemente en el blanco. En su evaluación, Lee dijo que alrededor de la mitad de los proyectiles norcoreanos lanzados terminaron cayendo en las aguas antes de llegar a la isla.

“Es un rendimiento miserable de la artillería. Los rusos pueden experimentar lo mismo, lo que no les hará muy felices”, dijo Bennett.

Los observadores dudan de la utilidad de la munición norcoreana para la campaña rusa en Ucrania, que, según ellos, ha agotado el ejército. En las redes sociales han aparecido fotos de armas rusas con los cañones rotos.

Un coche destruido es fotografiado delante de un edificio residencial dañado, en Saltivka, una de las zonas residenciales más dañadas, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Kharkiv, Ucrania este 6 de septiembre de 2022 (Reuters)

Un coche destruido es fotografiado delante de un edificio residencial dañado, en Saltivka, una de las zonas residenciales más dañadas, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Kharkiv, Ucrania este 6 de septiembre de 2022 (Reuters)

No está claro la gravedad de la escasez de municiones rusas. En julio, un alto funcionario de defensa de Estados Unidos dijo a los periodistas que Rusia estaba lanzando decenas de miles de cartuchos de artillería cada día y que no podría mantenerlo para siempre. “Aunque es probable que sigan existiendo reservas sustanciales, es posible que cada vez sean más las reservadas para la contingencia de un conflicto futuro más amplio”, dijo Dempsey.

Es poco probable que Corea del Norte proporcione a Rusia misiles balísticos que considera cruciales en sus estrategias militares hacia Washington y Seúl, dijo Yang Uk, analista del Instituto Asan de Estudios Políticos de Seúl.

Y si Corea del Norte decide suministrar misiles a Rusia, tendría que enviar también sus plataformas de lanzamiento porque Rusia no tiene lanzadores para los Scuds y otros misiles del Norte. Corea del Norte ha desarrollado un misil balístico de alta maniobrabilidad con cable nuclear que probablemente fue modelado sobre el Iskander de Rusia. Pero los dos misiles son de distinto tamaño, según Shin Jongwoo, experto militar del Foro de Defensa y Seguridad de Corea, con sede en Seúl,

Habría una serie de elementos que Corea del Norte podría proporcionar a Rusia, dado que ambos países comparten sistemas de armas que se remontan a la época soviética. Pero el tipo de municiones que Corea del Norte proporcionaría a Rusia “probablemente sean viejas y estén a punto de caducar”, dijo Moon Seong Mook, analista del Instituto de Investigación de Corea para la Estrategia Nacional.

A cambio de las armas, Corea del Norte probablemente querrá alimentos, combustible, componentes de aviones de guerra y otros materiales de Rusia. Al Norte le resulta difícil comprar esos productos en el extranjero debido a las sanciones impuestas por la ONU por su programa nuclear, dijo Shin.

Yang dijo que es posible que Corea del Norte esté buscando tecnologías avanzadas de armas rusas que impulsen sus esfuerzos para construir misiles más potentes y de alta tecnología dirigidos a Estados Unidos y sus aliados.

“Ese sería sin duda el peor escenario”, dijo Yang.

Según Bennett, Corea del Norte estaría dispuesta a ser compensada con combustible. Para sus armas más avanzadas, podría buscar tecnologías armamentísticas avanzadas de Rusia, posiblemente incluyendo las que necesita para su esperado ensayo nuclear, el primero de este tipo en cinco años, dijo.

Dijo que sería difícil para Rusia y Corea del Norte trasladar las municiones a través de su estrecha frontera de 15 kilómetros (9 millas), donde sólo hay un puente ferroviario de una sola vía que cruza un río. Bennett dijo que China podría ayudar permitiendo el uso de sus ferrocarriles. Otros expertos afirman que Corea del Norte y Rusia podrían utilizar una ruta marítima además de su ferrocarril transfronterizo.

Fuente: Infobae

Deja un comentario