El gobernador del departamento de Tarija. Oscar Montes Barzón, advirtió con un posible cierre parcial de la Gobernación del departamento, si la justicia debita los 132 millones de bolivianos que retiró de las cuentas departamentales en favor de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), por la deuda que contrajo el departamento por la construcción del Anillo Energético, durante la gestión interina de Lino Condori, ya que durante los próximos tres meses no se podría cancelar recursos al Prosol, al programa de las canastas y paquetes alimentarios y otros proyectos de desarrollo productivo.
“Le pedimos a la justicia que no le pase esa plata a ENDE porque estamos buscando la plata del crédito que nos negó el gobierno nacional a través del FDNR después de siete meses de hacernos llenar requisitos, una exministra de planificación, tarijeña no tuvo la voluntad de autorizarnos y hoy estamos esperando la reunión del directorio del banco BISA. Si en caso no podemos pagarle a tiempo con el préstamo a ENDE y nos debitan antes, nos obliga a suspender la operación porque no podemos prestarnos para algo que ya no existe y no nos queda otra medida que cerrar la gobernación”.
Montes aclaró que de llegar a este extremo, su gestión si garantizará la atención a las personas de la tercera edad que viven en los asilos de ancianos y a los niños y adolescentes que se encuentran en los hogares de acogida, mientras que el resto de programas tendrán que esperar hasta que las cuentas del gobierno departamental se estabilicen de nuevo.
La autoridad lamentó que el contrato que firmó Condori va en contra de los intereses del departamento porque obliga a pagar un proyecto que todavía no fue concluido y que en otros departamentos se ejecutó con otro tipo de financiamiento, recordó además que las gestiones anteriores absorbieron competencias nacionales que hoy le cuestan al departamento de Tarija su estabilidad económica.

Deja un comentario