Los hechos de violencia empañan la jornada de paro en Santa Cruz. Las agresiones dejaron de ser aisladas y estuvieron protagonizadas por grupos que llegaron a desbloquear las zonas donde se encontraban los vecinos que sacaron llantas, banderas y sogas (pititas) para exigir la ejecución del Censo de Población y Vivienda para 2023. Desde el Comité pro Santa Cruz apuntan a dos culpables por estos hechos donde ya se registran personas heridas.

El segundo vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, Stello Cochamanidis, denunció que las agresiones vienen por parte de grupos de choque del masismo, a la cabeza del ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, así como de gente enviada por el acalde Jhonny Fernández.

«Pese a todo, nuestro movimiento y el paro es pacífico. Lo lamentable es la sinvergüenzura del alcalde (Jhonny Fernández) y de la gente del MAS, del ministro Montaño, que optan por la violencia queriendo levantar puntos de bloqueo cuando la gente pacíficamente ha salido a las calles ejerciendo su derecho constitucional de protesta», sostuvo Cochamanidis.

Entretanto, existen amenazas anónimas de una supuesta toma de las oficinas del Comité cívico, a lo que Cochaminidis respondió que, «si el alcalde es gallito para mandar a su gente, que venga él primero, que sea varón» y que cargue con la cruz de estar queriendo confrontar al pueblo.

A esta voz se sumó el primer vicepresidente cívico, Fernando Larach, quien sostuvo a través de sus redes sociales que la responsabilidad de lo que suceda recaerá sobre aquellos que están en contra de Santa Cruz.

Ante la amenaza de toma del Comité pro Santa Cruz, advertimos a las autoridades que defenderemos nuestra institución a cualquier costo.

La responsabilidad de lo que suceda recaerá sobre aquellos que están en contra de Santa Cruz.#PrimeroSantaCruz pic.twitter.com/7Ta1fEGE9B— Fernando Larach Santistevan (@fernandolarach) August 8, 2022

Ante esta situación, el alcalde no dio declaraciones a los medios de prensa, pese a la apertura que mostró su equipo de Comunicación y fue el responsable de esta área, Juan Carlos Solares, quien salió a decir que el Gobierno municipal y el alcalde han sido los promotores del censo y que la encuesta debe tener las condiciones técnicas para obtener los resultados deseados. Además, aseguró que las oficinas municipales operan con normalidad y algunas, como la Quinta Municipal, están con custodia policial, pero la gente no llega como en otros días en los que no hay paro.

Asimismo, expresó que hay grupos que buscan la provocación, haciendo rondas fuera de la casa del alcalde. Pidió no provocar porque Santa Cruz siempre ha evitado este tipo de acciones. Mientras tanto, fuera de la casa del burgomaestre se instaló una vigilia por parte de sus seguidores, así como hay presencia policial en zonas aledañas.

«La gente no está tras de Jhonny o tras de los masistas, son ellos los que vienen a querer asustarlo a uno. Que vengan aquí, somos señoras que estamos dispuestas a defendernos de esta gente que viene con palos y piedra», comentó una vecina de la zona sur.

Agresión a los unionistas y vecinos

Desde la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) también denunciaron que acudían a entregar víveres para una olla común a un punto de bloqueo, cuando gente enviada por Jhonny Fernández los corrió con petardos.

El Deber

Deja un comentario