Osmar Arroyo/El Andaluz

El pasado miércoles a las 16:00 horas se instaló la sesión de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), la primera convocada por Zaida Laura en dos meses.

La sesión después de un largo debate concluyó aproximadamente a las 5:00 de la madrugada de ayer jueves.

El acuerdo entre las bancadas, es llevar adelante este viernes la sesión para habilitar a la nueva representante del pueblo Weenhayek dentro de la Asamblea Departamental, la recomposición de las comisiones y también la elección del nuevo presidente del ente legislativo.

El jefe de la bancada de Unidos, Mauricio lea Plaza informó que en la sesión del miércoles se rechazo la reconsideración de las decisiones asumidas en la sesión del pasado 21 de julio en donde se conformaron las comisiones permanentes del ente legislativo.

La bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) pretendía dejar sin efecto todas las decisiones asumidas, argumentando que Rubén Reyes, que estaban en la presidencia en ejercicio, no tenía la atribución de convocar a sesión del pleno como segundo vicepresidente de la directiva.

Para reconsiderar las decisiones de la sesión se tenía que aprobar por dos tercios, pero no se logró ese número de votación, por lo que se rechazó la reconsideración.

Lea Plaza también informó que en la sesión se resolvió por disposición de trámite, convalidar la pérdida de mandato de Federico Salazar, que asumía las funciones de la presidencia, pero mediante un fallo de una acción popular y una resolución del Tribunal Electoral Departamental (TED) se determinó su pérdida de mandato.

Como tercer punto se tenía el tratamiento del proceso para la revisión de credencial de la nueva representante del pueblo Weenhayek ante la Asamblea Departamental, pero previo a ello, desde la bancada de Unidos se sugirió en sesión tratar la elección del nuevo presidente, siendo que al convalidar la pérdida de mandato de Federico Salazar el cargo de presidente quedó acéfalo.

Desde la bancada del MAS se rechazó esa situación y el debate se empantanó un poco más e la media noche.

Mientras algunos asambleístas del MAS planteaban tratar el tema en una nueva sesión, otras voces más radicales rechazaban la elección de un nuevo presidente de la directiva, argumentando ¿En qué parte del reglamento dice que se debe elegir a un nuevo presidente?.

Este debate se alargó hasta horas de la madrugada para al final a las 5:00 de la madrugada terminar la sesión con un acuerdo entre las bancadas.

Se determinó convocar a una sesión del pleno para este viernes con una agenda cerrada, entre los temas a tratar, como primer punto, la habilitación y posesión de la nueva asambleísta departamental que representa al pueblo Weenhayek.

Como segundo punto se tratará la recomposición de las comisiones permanentes de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija.

El segundo vicepresidente de la directiva, Rubén Reyes explicó a El Andaluz que como muestra de buena fe se aceptó que asambleístas del MAS puedan incorporarse a una de las comisiones, con la opción de que alguno pueda presidir una comisión.

Es decir que se hará la recomposición de las comisiones con los cambios que se acuerden durante la sesión de este viernes.

El pasado 21 de julio ya se conformó las comisiones en una sesión del pleno, pero a esa sesión no asistieron los asambleístas del MAS.

En el tercer punto Reyes dijo que se determinó elegir al nuevo presidenta o presidente de la Asamblea Departamental, para cubrir la acefalía que se tiene en la directiva.

Mencionó que la bancada de Unidos se reunirá la mañana de este viernes muy temprano antes de la sesión para tomar una decisión sobre su postura y la candidatura a la que apoyarán para la presidencia del ente legislativo.

La sesión fue convocada para las 9:30 de la mañana de este viernes y el segundo vicepresidente de la directiva de la Asamblea Departamental espera que con estos puntos se pueda salir de una crisis institucional por la que atraviesa la Asamblea Departamental.

Deja un comentario