El Andaluz/Bermejo

Los transportistas de Bermejo, cansados de incumplimientos por parte de las autoridades municipales, el día de ayer realizaron una marcha que estuvo marcada por los bocinazos, acción que tuvo lugar en las principales avenidas de la ciudad y llegaron al frontis del edifico municipal, donde se aglomeraron para con altoparlantes pedir que el alcalde aludido salga a atender a los manifestantes, quienes realizaron esa medida de manera pacífica.

Pasaron los minutos y tras la intervención de varios dirigentes del transporte, el alcalde Irineo Flores salió y atendió a los manifestantes quienes molestos le cuestionaron del porqué llamó a la policía para dotar de efectivos policiales anti motines, como así también molestó la presencia de los policías municipales.

El alcalde Flores les pidió un compás de espera para llevar adelante una reunión y pidió que sea después de las fiestas patrias a lo que fue rechazada de manera total por parte de los transportistas, acto seguido pidió que se le dé un tiempo hasta las 19:00 horas, porque, a decir del ejecutivo municipal, debía preparar alguna documentación que la parte técnica debería presentar, sin embargo también fue rechazada la idea y le pidieron al alcalde que de inmediato vaya con ellos hasta su sede sindical pero caminando y así vea el estado de las calles cuestionadas por el transporte.

Víctor Hugo Sánchez, dirigente cívico lamentó que la autoridad municipal tenga que provocar esas situaciones, pudiendo actuar de manera ágil y atender las necesidades de la población, para el dirigente, el problema está en los profesionales que trae de afuera o pone en su entorno, no están respondiendo, “vemos como su propia mujer está ordenando en la plaza en todos lados, está bien para un trabajo social, se lo reconoce, pero más allá de eso no, Bermejo necesita gente de acción y vemos que el alcalde no lo tiene”.

Deja un comentario