La demora en el proceso del censo pronosticado para este año, pero pospuesto para el 2024 el cual fue el punto de discordia entre el estado y gobernaciones de los departamentos, se centra en 3 razones, la importación tardía de los dispositivos electrónicos (Tablets) desde China, la ausencia del director Humberto Arandia que impidió la autorización de contratos, y esto genero la falta de personal para el censo de población y vivienda, expresó el coordinador de la ruta del censo, Mario Galindo.

“Fuimos a una reunión con el INE en la que nos dijeron que el avance de la cartografía hasta el 30 de mayo era del 23% y el 30 de junio el avance estaba en 30%. Cuestioné cómo era posible que en un mes solo hayan avanzado el 7%. Me dijeron que eso ocurrió porque no llegaron las tablets que pidieron desde China, luego no había quién firme los contratos para el personal de la actualización cartográfica por la baja médica del director y la renuncia de la ministra Gabriela Mendoza, y por esto no había personal”, sostuvo el especialista.

El coordinador de la ruta del censo, expreso: que existe una demora en las tablets que fueron encargadas desde China el 20 abril, dichos equipos se utilizan para la actualización cartográfica en decir el registro de cantidad de habitantes y viviendas en todo el país. El INE desarrollo un sistema que permite el relevamiento de datos de forma digital.

El viceministro de autonomías Álvaro Ruiz admitió que no habían tablets disponibles para el censo y por el tema de pandemia existirían contratiempos con las importaciones.

Para Galindo, el Gobierno convocó de manera estratégica al Consejo de Autonomías para camuflar las demoras y errores cometidos por los encargados de la encuesta nacional. Esto les habría permitido cambiar el discurso e insistir que la postergación fue por petición.

“En lugar de decir que han hecho mal las cosas, convocan al Consejo de Autonomías con gobernadores que no tienen idea del censo y aceptan. Y dicen: ‘como nos han pedido, lo postergamos’. ¿Y por qué no dicen la verdad? Porque todo el mundo les va a decir que son unos ineptos”, dijo sin reparo el hombre que encabeza las 60 instituciones que monitorean el avance del censo.

Tras la reunión con el presidente Luis Arce y otras autoridades, el burgomaestre cruceño Jhonny Fernández dijo que el progreso del censo fue poco y que no se pueden dar porcentajes, pero es “casi nada”.

Sergio Cusicanqui, ministro de Planificación, sostuvo también que hay una recomendación de la comisión internacional de alto nivel, que respalda ese plazo para la encuesta nacional e incluso propone como fecha de realización octubre de 2024.

Indicó que producto de la reunión del Consejo Nacional de Autonomías, el encuentro del presidente con rectores de universidades y la cita con alcaldes de las ciudades capitales, más El Alto, se generaron una serie de labores que requerirán más tiempo en su realización.

“Se generaron requerimientos que van a representar una necesidad de mayor tiempo que se requiere para este proceso censal. Es necesario que todo este proceso minimice los riesgos que se han identificado”.

Deja un comentario