Osmar Arroyo/El Andaluz

El presidente del Comité Pro Intereses del Departamento de Tarija, Adrián Ávila indicó a El Andaluz que en el recorrido que realizan por los municipios para recabar las demandas de los Comités Cívicos, resalta el pedido de disminución del número de asambleístas departamentales a la mitad.

El pasado 4 de junio la Asamblea Departamental logró elegir a una nueva directiva, después de un mes de que por falta de consensos el tema estaba empantanado.

Inicialmente se debía elegir a la nueva directiva el pasado 29 de abril, pero por la falta de consensos no se logró si quiera definir la forma de elección.

El 3 de mayo Nicolás Montero terminó su gestión como presidente de la Asamblea Departamental, desde esa fecha hasta los primeros días de junio recién se logró conformar la nueva directiva.

Hoy en día la Asamblea Departamental nuevamente se ve empantanada por un falló constitucional que establece que el órgano electoral retire la credencial a los asambleístas que representan al pueblo Weenhayek y se entregue credenciales a los nuevos representantes del pueblo indígena.

El nuevo presidente de la Asamblea Departamental era Federico Salazar de los pueblos indígenas, pero tras la entrega de una resolución del Tribunal Departamental Electoral de Tarija (TED) deja de ser asambleístas departamental y nuevamente se ve empantanada la Asamblea.

Mientras la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) que tiene la primera vicepresidencia busca tomar el control de la presidencia, desde la bancada de Unidos se pide una nueva elección para el presidente de la Asamblea.

Ávila lamentó que nuevamente se haya empantanado la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT).

Esta situación ha provocado que hasta el momento no se puedan normalizar todas las actividades en el ente legislativo departamental, puesto que aún no se han conformado las comisiones legislativas.

“Lamentamos nuevamente que se haya empantanado la Asamblea Departamental”, expresó el presidente cívico.

Remarcó que en uno de los puntos de las demandas con el Comité Cívico de Yacuiba solicitan una reingeniería en la Asamblea Departamental, la reducción de los asambleístas departamentales, por lo menos a la mitad.

Anunció que realizarán una evaluación sobre todos los años de autonomía departamental y la Asamblea Departamental que tan productiva fue durante estos años.

Mencionó que el tema también se tratará en una cumbre cívica que se prepara a nivel departamental, para que se pueda tomar una posición al respecto.

En los últimos meses la Asamblea Departamental ha estado en el ojo de la tormenta, debido a la falta de resultados y de consensos entre las diferentes bancadas.

Ávila mencionó que son 60 asambleístas departamentales que siguen cobrando sus sueldos a pesar de que no se han normalizado las actividades en el ente legislativo.

Remarcó que es medio millón de bolivianos que se gastan para el pago de salarios de los 60 asambleístas titulares y suplentes cada mes.

“No hay una directiva, no hay comisiones”, señaló.

Apuntó esta situación a una de las bancadas, al Movimiento al Socialismo (MAS) qué pretende tener el control de la Asamblea Departamental “por la ventana, con chicanerías jurídicas”.

Reiteró que lo único que hacen es empantanar más a la Asamblea Departamental.

“Es reprochable la actitud de estos asambleístas”, agregó Adrián Ávila.

Una de las propuestas que nace desde la institución cívica es que se pueda iniciar con la recolección de firmas para solicitar reformas al Estatuto Autonómico Departamental (EAT) para posteriormente llegar a un referendo y poder reducir el número de asambleístas departamentales, que consideran que es exagerado a comparación de otras Asambleas Departamentales, en regiones que tienen mayor cantidad de población, pero menor número de asambleístas.

El presidente del Comité Cívico dijo que esta debe ser una decisión de todas las instituciones, y prefirió no adelantar ninguna posición sobre el tema, señalando que se definirá el tema entre todas las instituciones del departamento que son representadas por los Comités Cívicos.

Deja un comentario