Redacción Central

Ayer miércoles se llevó adelante una marcha encabezada por el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE) y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) en defensa de la reserva natural de Flora y Fauna de Tariquía.

Con la marcha rechazan la actividad petrolera al interior de la reserva de Tariquía y también se anunció la presentación de una acción popular.

El presidente del comité de monitoreo de los proyectos Astillero y Churuma, José Gutiérrez calificó la marcha de política partidaria y que sólo estarían buscando protagonismo, con miras a las próximas elecciones nacionales.

“Esta marcha es netamente política partidista, de gente que busca una palestra política”, expresó el dirigente del Distrito 11.

Recordó que más del 80 por ciento de las 22 comunidades de Tariquía aprobaron el proyecto Astillero y piden que se respete la decisión de las comunidades de influencia directa.

Remarcó que se cumplieron con todos los procedimientos legales para iniciar con el proyecto de exploración hidrocarburífera y remarcó que se encuentra en el área de amortiguamiento de la reserva, es decir que no afectará el núcleo de la reserva.

Gutiérrez dio que se cumplió con la Ley 3058 para realizar la consulta previa en las comunidades de influencia directa, se cumplieron con los estudios previos y también con la licencia ambiental.

Reiteró que la zona en donde esta emplazado el proyecto Astillero es un área de amortiguamiento.

El dirigente dijo que la marcha fue promovida por intereses personales, buscando una palestra política para las próximas elecciones.

Sobre la acción popular que se anunció, Gutiérrez dijo que no existe ningún fundamento legal y que procedería que se rechace la acción.

El presidente del comité de monitoreo, remarcó que en el proyecto se cumplió con toda la normativa de acuerdo a lo establecido en la Constitución Política del Estado (CEP) en su artículo 30.

Señaló que harán respetar las decisiones de las comunidades y que no se trata solo de las 10 comunidades del Distrito 11 de Padcaya, que es toda la provincia Arce la que pide que se reactive la actividad petrolera, por la crisis económica que se vive en el departamento.

Según Gutiérrez se tiene una resolución del Congreso de la bermejeñidad en la que se pide la reactivación del proyecto Astillero y del proyecto del pozo Bermejo X46.

Mencionó que permitieron el ingreso de algunas personas que rechazan el proyecto hasta la reserva de Tariquía, pero denigraron a la gente.

Gutiérrez dijo que trataron mal a los comunarios, tratándolos de interculturales o “masiburros”.

Camino

En las últimas semanas a través de redes sociales se publicaron videos de los trabajos que se realizan con maquinaria para ensanchar el camino en el proyecto Astillero y denunciaron que el movimiento de tierra afecta a afluentes y que se tumbaron arboles en la zona.

José Gutiérrez aclaró que los trabajos en la planchada se realizaron fuera de la reserva de Tariquía, que fueron en la zona de San Antonio, que ni siquiera están en la zona de amortiguamiento, que no están en la reserva.

Explicó que la última actividad hidrocarburífera en la zona fue en 1992 y por el transcurrir del tiempo el camino se fue acortando, que la vegetación fue creciendo en los costados y lo único que se hace es readecuar la planchada para el proyecto Astillero.

Indicó que los trabajos ensanchan el camino, pero para ponerlo como estaba anteriormente, para que los vehículos puedan ingresar y reiteró que los trabajos no son dentro de la reserva.

Cuestionó las voces de rechazo al proyecto Astillero y dijo que en la ciudad de Tarija cada día se abren caminos y se sacan árboles, pero nadie dice nada al respecto y calificó los videos que se publicaron en redes sociales como un “show” armado.

Deja un comentario