Willam Octavio Flores/El Andaluz

El gerente de la Cooperativa de Servicio de Agua y Alcantarillado Tarija (Cosaalt), José Luis Patiño, manifestó que como cooperativa tienen la intención de que vuelva a entrar en funcionamiento las lagunas de oxidación de San Luis, debido a que ahora no se encuentran funcionando con normalidad y que se necesita volver a darle funcionamiento hasta que se pueda construir una planta de tratamiento.

Según informo el año pasado ya se hizo una petición a las autoridades locales “Nosotros el mes de noviembre pasado hemos enviado una propuesta a la gobernación y la alcaldía para habilitar esas lagunas dado que tienen que funcionar hasta que se construya una planta de tratamiento y la propuesta estaba por los 11 millones de bolivianos, pero no hubo respuesta” manifestó Patiño.

Así mismo indico que al no tener respuesta de esta propuesta el programa para servicios sostenibles de agua potable y saneamiento en áreas periurbanas (PERIAGUA) hizo un mejor proyecto para volver a habilitar las lagunas de oxidación “El PERIAGUA con asistencia técnica ha trabajado una mejor propuesta de 21 millones de bolivianos, el cual es técnicamente viable el cual tenemos que ver de donde podemos sacar los recursos para el financiamiento” manifestó el gerente de Cosaalt.

Recordemos que el PERIAGUA es un programa boliviano-alemán, liderado por el viceministerio de agua potable y saneamiento básico (VAPSB), del MMAYA, y cuenta con el apoyo de la cooperación alemana, implementada en Bolivia por la GIZ, y la agencia suiza para el desarrollo y la cooperación (COSUDE), los cuales realizaron el estudio que Cosaalt quiere implementar en San Luis para poner nueva mente en funcionamiento las lagunas de oxidación.

Así mismo pidió a las autoridades locales y nacionales de Tarija ayudar a conseguir este financiamiento ya que el costo debería ser cubierto por los tres niveles del estado, Gobierno Nacional, Gobernación, y Alcaldía.

Las lagunas de oxidación no están funcionando.

El delegado gubernamental en Tarija, Marcelo Poma, tras una inspección que realizo con autoridades departamentales y dirigentes de barrios, informo que las lagunas de oxidación no están funcionando.

“Millones de bolivianos que se han invertido en programas de mitigación de olores y ahora está laguna de oxidación está en desuso, las lagunas realmente han colapsado y cómo ven no hay gente trabajando no hay gente que esté haciendo alguna acción para mitigar los olores lastimosamente las aguas servidas están desembocando en el Río Guadalquivir” manifestó Poma.

Finalmente indico que pudieron verificar que las aguas servidas están cayendo directamente al rio, sin ningún tipo de tratamiento, lo que está provocando un gran daño ambiental en toda la cuenca del Guadalquivir.

Deja un comentario