Osmar Arroyo/El Andaluz

Los avances en la construcción del puente 4 de julio son lentos y no creen que se pueda concluir con la obra antes del que se acumule el 20 por ciento del costo total en mulas por día por retrasos en los trabajos, según explicó el concejal municipal, Alberto Valdez.

El concejal indicó que hablar del puente 4 de julio “es un dolor de cabeza para el Gobierno Municipal” por los costos elevados de la obra y porque no se cumplen con los plazos para su conclusión.

Algunas voces que representan a la empresa a cargo del proyecto, estimaron que hasta fines de este mes se concluiría con los trabajos.

Valdez considera que no se concluirá en este mes, ni tampoco en el próximo, viendo que en la obra se tiene poco personal trabajando.

Manifestó que los tensores para el puente todavía no llegaron y que estarían llegando recién al puerto de Chile el 18 de julio, de ahí se deberán esperar unos días más para que puedan llegar hasta Tarija.

Según Valdez el plazo fatal, en el que se llegaría al 20 por ciento en multas del costo total de obra se vencería entre el 14 y 20 de agosto.

El concejal duda de que la empresa pueda concluir con los trabajos hasta esa fecha y quizás el Gobierno Municipal tendrá que rescindir el contrato y cobrar las multas a la empresa, por incumplimiento.

También mencionó, que todavía no esta vaciado el concreto en la estructura de  fierro que se tiene en el puente y que consultando a expertos en construcciones, le indicaron que una vez se realice el vaciado se tendría que esperar unos 28 días para que pueda fraguar el concreto y realizar otros trabajos.

Estima que una vez que se pueda colocar el concreto a toda la estructura de fierro recién se podrá poner los tensores al puente, lo que tomará tiempo y estaría más cerca de que se llegue al 20 por ciento en multas.

La obra debía entregarse el pasado 10 de noviembre, a partir de ese día se comienza a cobrar más de 50 mil bolivianos de multa por día de retraso, una vez que se acumule el 20 por ciento en multas del costo total de la obra, el Gobierno Municipal de Tarija tendrá que rescindir el contrato con la empresa por incumplimiento.

En caso de que no se rescinda contrato, Valdez dijo que el ejecutivo municipal sería el que incurriría en incumplimiento.

Reiteró que entre el 14 y 20 de agosto se estaría cumpliendo el plazo y las multas alcanzarán el 20 por ciento del costo de la obra.

Gastos adicionales para el puente

En el proyecto de la construcción del puente 4 de Julio no se contempla los accesos al puente, es decir que el Gobierno Municipal debe erogar gastos adicionales para que se pueda cumplir con estos complementos de la obra.

El concejal indicó a El Andaluz que al momento no se conoce todavía algún diseño de los accesos al puente, ni se tiene algún dato de cuánto más llegaría a costar este trabajo a la Alcaldía.

Mencionó, que este no sería el único gasto adicional, puesto que se tendría que destinar más de 1 millón de bolivianos adicionales para la iluminación del puente. Valdez dijo que el presupuesto que se tiene en la actualidad para la iluminación del puente es insuficiente para la magnitud de la obra.

Fotografia: Radio Fides

Deja un comentario