Osmar Arroyo/El Andaluz

La contaminación en las aguas del río Guadalquivir se agrava y pone en riesgo su uso para cultivos, en caso de empeorar la situación.

La concejal municipal de Tarija, Marcela Guerrero informó a El Andaluz que de acuerdo a un informe de la Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN-PB) que realiza un monitoreo a las aguas del Guadalquivir, en algunas zonas del río el grado de contaminación alcanza a la clasificación “C”, es decir que no es apto para el consumo humano y tampoco para el uso del agua para riego de plantas de tallo bajo, entre ellos, verduras y hortalizas.

La concejal indicó que esta situación preocupa y que se requieren acciones inmediatas para mitigar esta situación.

Explicó que de acuerdo al informe de la OTN en la cabecera del río Guadalquivir en la provincia Méndez el agua es de categoría B, no es apta para el consumo humano, pero si para el riego de todo tipo de cultivos.

Desde Canasmoro hasta Tomatitas las aguas del Guadalquivir son de categoría C, en el Temporal de tipo C, en el Valle de tipo B y en Padcaya de tipo C nuevamente.

La concejal dijo que esta situación es alarmante, porque de acuerdo a lo que establece el reglamento de la Ley 1333, cuando las aguas lleguen a un grado d contaminación de categoría D, no serán aptas para consumo humano, ni tampoco para riego de ningún tipo de cultivo.

En Cercado la contaminación de las aguas del río Guadalquivir son principalmente por las aguas hervidas, pozos sépticos y de las lagunas de oxidación del barrio San Luis que van a parar a la zona del Temporal, sumado a ello, también las aguas de la cuenca de Tolomosa que llega hasta el Guadalquivir aumenta el grado de contaminación.

Mencionó que el estudio señala las causas de la contaminación en cada una de las zonas, en algunos casos es por la extracción de áridos o por el uso de fungicidas en los cultivos.

Ante esta situación la concejal envió una Petición de Informe Escrito (PIE) a las autoridades para que se pueda hacer conocer el plan de acciones para evitar un mayor grado de contaminación.

Reiteró que si la contaminación se agrava aún más, se pone en riesgo su uso para el riego de cultivos y las aguas se usan en el municipio de Uriondo principalmente para irrigar los cultivos.

Guerrero espera una respuesta de las autoridades y dijo que existe la necesidad de que todas las autoridades se reúnan, la Gobernación, la Alcaldía, la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantarillado de Tarija (COSAALT) para trabajar en una mesa técnica en busca de soluciones.

“La finalidad es garantizar la producción del Valle Central”, expresó la concejal a tiempo de señalar que es urgente que se asuman las acciones necesarias.

Se debe garantizar que el agua que se usa para irrigar los cultivos esté en las mejores condiciones.

Lagunas de Oxidación

El año pasado el concejal Daniel López realizó junto a otros concejales e instituciones de Tarija inspecciones a las lagunas de oxidación del barrio San Luis, en donde por la rescisión de contrato entre la Gobernación y la empresa a cargo del proyecto Mitigación de Olores, se dejaron varios trabajos a medias, que en vez de significar mejoras, generaron mayor grado de contaminación, porque no se concluyeron.

López explicó en varias oportunidades que se hicieron informes técnicos, a la cabeza de una comisión multidisciplinaria con profesionales entendidos en la materia de diferentes sectores de la población, el Comité Cívico, la Fejuve, la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) y otras instituciones.

Estos informes fueron presentadas las autoridades, junto a una propuesta de solución para evitar mayor contaminación, pero no se asumieron acciones a la fecha.

Una de las cuatro lagunas de oxidación dejó de funcionar, debido a que la empresa vació los lodos de la laguna a tanques flexibles para limpiar y hace más profunda la laguna, para luego separar los líquidos y devolver sólo los sólidos a las lagunas, pero ese trabajo no se completo y con las lluvias el año pasado los tanques que están con los lodos desbordaron, llegando a parar los residuos a las aguas del río Guadalquivir.

Deja un comentario