Osmar Arroyo/El Andaluz

El vicepresidente del Comité Cívico de la Región Autónoma del Gran Chaco, Raúl Hilarión informó a El Andaluz que al igual que otras instituciones se pronunciaron por la falta de trabajo en la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT).

El pasado 3 de mayo se cumplió el mandato de la directiva saliente de la ALDT y desde esa fecha no lograron elegir una nueva directiva. Desde el Chaco se plantea que si los asambleístas titulares no tienen la voluntad suficiente para resolver el tema que den un paso al costado y los suplentes asuman el trabajo para viabilizar una solución.

Hilarión dijo que parecería que los asambleístas departamentales están solo por política, pero no existe la voluntad suficiente para que se pueda desempantanar la elección de la nueva directiva.

Debido a esa situación las actividades en la Asamblea se paralizaron por más de tres semanas.

El dirigente cívico del Chaco coincidió con otras instituciones que los asambleístas no deberían cobrar por el tiempo que no están trabajando, pero considera que los titulares deben dar un paso al costado si no tienen la voluntad de resolver el tema.

“Vamos a exigir que los asambleístas se pongan la mano al pecho y elijan de una vez la directiva”, expresó Hilarión.

Remarcó que posteriormente deberán rendir cuentas y justificar el sueldo que cobran cada mes.

Considera que la Asamblea Departamental significa sólo un gasto para Tarija.

Señaló que la Asamblea Departamental de Santa Cruz tiene casi el mismo número de asambleístas, pero en ese departamento se cuenta con 3 millones de habitantes, a diferencia de Tarija que tiene aproximadamente medio millón.

Para el dirigente cívico se debería analizar la posibilidad de reducir el número de asambleístas en el departamento.

Deja un comentario