Agencias

Para evitar que la población que asiste a los centros de abasto sean “engañados”  al momento de comprar productos de la canasta familiar, la jornada del lunes 23 del presente mes el alcalde, Johnny Torres Terzo, junto a la intendente municipal, Shirley Miranda, anunciaron la instalación de balanzas “testigo” en los mercados de la ciudad, para que la ciudadanía pueda controlar el peso de los alimentos que adquiere.

“Se compraron 12 balanzas testigo que compramos para ponerlas en los mercados, porque no es posible que una persona pague por un kilo de cualquier producto y le entreguen 800 o 900 gramos, entonces si cualquier ciudadano pago por un kilo de arroz, pollo o lo que venga debe recibir un kilo de lo que compró. Estas balanzas estarán en todos los mercados y estarán a disposición de la población”, declaró Torres Terzo.

En complemento la intendente, Mirnanda, aclaró que la finalidad  del programa peso y precio justo, tiene la finalidad de precautelar la economía de la población que diariamente asiste a los mercados para bastecerse.

“Se hizo un arduo trabajo para poder beneficiar a la población y no sea engañada al momento de comprar los productos que son parte de la canasta familiar, vamos a estar haciendo los controles respectivos pedimos a la población que haga uso de las balanzas porque son para que se precautele su economía”, explicó Miranda.

Deja un comentario