La humillante derrota de la Selección Boliviana ante Brasil (0-4), la noche del martes, en el estadio Hernando Siles de La Paz no solo marcó el final de las Eliminatorias Sudamericanas para la Verde sino también el ciclo del entrenador César Farías al frente del combinado nacional.

Así, el equipo nacional cerró la clasificatoria sin el boleto al Mundial de Qatar 2022 y en el penúltimo lugar de la tabla de posiciones, a 11 puntos de la zona de boletos directos a la Copa del Mundo y solo por encima de Venezuela.

Para estos dos últimos partidos de las Eliminatorias, a los que Bolivia llegó ya sin posibilidades de sacar el pasaje a Qatar, el entrenador César Farías optó por convocar a jugadores jóvenes y prescindir de varios experimentados y “legioanrios” para presentar una selección renovada.

Pese a los malos resultados, derrotas ante Colombia y Brasil, el entrenador César Farías salió en defensa de los jugadores en su última conferencia de prensa como seleccionador de Bolivia.

“Ellos hoy tienen que llevar un trago amargo, pero son partidos que uno tiene que valorar porque los países que necesitan desarrollo en fútbol tienen aprovechar los partidos con Brasil, Argentina y Colombia porque los jugadores de ellos juegan en estos niveles; los nuestros tienen que aprovechar mucho esto, queríamos que lo  aprovecharan y sabíamos el riesgo de perder”, indicó Farías.

Se declaró un “torcedor en silencio” de la Verde y avisó que no criticará a los jugadores, a la Selección o a los dirigentes. “Ojalá pueda enorgullecerme de ver a muchos de estos jugadores en un mundial futuramente”, agregó el entrenador venezolano.

“Ojalá que aprovechen lo poquito que se pueda dejar ojalá, sigo creyendo en este país”, enfatizó Farías.

También se refirió a algunos jugadores específicamente como Ramiro Vaca, quien –según mencionó– no estaba adecuado a la altura, por lo que dispuso su ingreso recién en el segundo tiempo. Resaltó el trabajo de Jeyson Chura, José Herrera y Gabriel Villamil. “Hay que valorarlo”, apuntó.

Finalmente, Farías se incomodó con una pregunta en la conferencia de prensa. Luego de que la presentadora leyó la interrogante enviada por un periodista de La Paz, el entrenador venezolano sonrió sarcásticamente, miró al costado y preguntó “¿De verdad tengo que responder?”

La pregunta estaba referida a la “falta de precisión, seguridad y control de balón” de los jugadores bolivianos, a lo que Farías respondió asumiendo la responsabilidad y ratificando su respaldo a los jugadores.

“Está bien, ya, no le sigan pegando a su selección, es mi responsabilidad y punto. Si usted como periodista no conoce las diferencias que hay es un problema suyo, pero yo no voy a venir a hablar nunca mal del jugador boliviano ni de la Selección Boliviana porque además creo en ello y voy a seguir siendo un creyente; entonces yo lo respeto, respeto su óptica y consideración, pero no me van a sacar una palabra para que yo proteja mi prestigio cayéndole encima a los jugadores, no existe eso, yo soy el total responsable”, sentenció.

Correo del SUR

Deja un comentario