Este sábado, se cumple un mes de la desaparición de María Luz, una niña de 11 años que fue arrastrada por el río Pescado en Padilla y cuyo cuerpo todavía no ha sido hallado.

La pequeña fue buscada por tierra y por aire. Incluso, un helicóptero del Ejército que sobrevoló el Chaco, hasta donde se piensa fue arrastrada, sufrió un accidente el pasado 3 de enero y sus ocupantes sobrevivieron. 

Hay consternación en el municipio de Padilla y específicamente en la comunidad de Pilipilicito, distrito Thiumayu.

Este viernes se llevará adelante una misa para recordar el primer mes de la desaparición de la pequeña. Será en el lugar del hecho, la comunidad de Pilipilicito, Distrito Tihumayu.

Según el reporte de Radio Centro Padilla, el padre de la niña Serafín Ruiz Bravo, la madre Alcira López García, su hermano, el dirigente y la comunidad en general participarán de la eucaristía.

Vía Correo del Sur

Deja un comentario