Nelson Hinojosa Aldurralde, de 28 años de edad, es el hombre que asesinó a su concubina y a su hijastro, y posteriormente se entregó a la Policía y confesó el doble crimen. El hecho ocurrió el domingo pasado a las 19.00, aproximadamente, en el barrio Ambaibo en la Pampa de la Isla de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, lugar donde se hicieron presentes agentes de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para realizar el levantamiento legal de los cuerpos.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, indicó que se investiga un hecho de feminicidio e infanticidio, en el que las víctimas son Roxana Martínez Balcázar, de 43 años de edad y, su hijo de 10 años, ambos perdieron la vida a causa de una asfixia mecánica. El autor confeso del hecho fue aprehendido y ahora espera su audiencia de medidas cautelares.

“Este caso se conoció debido a que Nelson Hinojosa se apersonó a dependencias policiales para informar que le quitó la vida a su pareja y a su hijastro, por ello la Fiscalía, junto a la Policía se constituyeron en el lugar del hecho para verificar este extremo y realizar el levantamiento legal de los cadáveres, y recolectar todos los indicios en la escena del crimen, esto en el marco de la etapa preliminar de la investigación”, sostuvo Mariaca.

Las primeras investigaciones establecieron que la pareja constantemente tenía peleas y discusiones, incluso el menor de edad era víctima de violencia física y sicológica.

“Estamos tomando declaraciones a los vecinos, si bien ellos no han presenciado el hecho, sí pueden ofrecer datos de lo que sucedía”, explicó.

Por su parte, el fiscal de Delitos Contra la Vida, Windsor Ortiz, indicó que aún se desconocen los motivos por los que Nelson acabó con la vida de las dos personas.

Agregó que los investigadores, tras escuchar la confesión del hombre, inmediatamente se dirigieron al lugar del hecho y constataron que en una de las habitaciones se encontraba el cuerpo de Roxana, y en otra, el del niño de 10 años.

De acuerdo con la autopsia realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), la causa de la muerte de la mujer y del niño fue asfixia mecánica por estrangulamiento.

Los vecinos indicaron a los medios de prensa que el hombre, la mujer y el niño, hace un año que alquilaban la vivienda donde ocurrió el doble crimen.

Mientras el comandante departamental de la Policía, Erick Holguín, afirmó que el consumo de alcohol y los celos habrían derivado en el macabro hecho.

Deja un comentario