Gobernación no atiende con urgencia la pandemia

En la inspección que se realizó a finales del 2021 a los hospitales del departamento, no se registraron mejoras en las condiciones del sistema de salud para luchar contra la pandemia del covid 19.

Redacción Central/El Andaluz

El presidente de la comisión de Desarrollo Humano de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), Francisco Rosas indicó a El Andaluz que en el trabajo de fiscalización con la inspección a hospitales y centros de salud del departamento se evidenció que las falencias persisten para la atención médica a la población.

Señaló que el año pasado se realizaron varias inspecciones a diferentes centros de salud del departamento, el hospital Materno Infantil y al Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJD) entre otros.

“En general podemos decir que la salud en el departamento no ha mejorado”, expresó el legislador departamental.

Señaló que no se tiene la atención en salud que los tarijeños estaban esperando.

Uno de los principales problemas que se tienen es la falta de personal, entre médicos, enfermeras y laboratoristas.

Gran parte de la falta del personal de salud se debe a que el Gobierno y la Gobernación no renovaron los contratos del personal.

“En realidad vemos que el Gobierno nacional no pone el empeño necesario”; pero dijo que desde la Gobernación la actitud es similar.

Rosas dijo que alrededor de 200 contratos deberían ser renovados por el Gobierno Autónomo Departamental de Tarija (GADT) del personal de salud para los hospitales y centros de salud.

Desde el Gobierno tampoco se renovaron los contratos de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM).

Remarcó que no se hicieron nuevas adquisiciones para la lucha contra la pandemia del covid 19, no se implementaron nuevas Unidades de Terapia Intensiva para mejorar la atención a los pacientes.

En el San Juan de Dios falta medicamentos, pero reiteró que tampoco se tomó la decisión de recontratar a varios médicos, enfermeras y laboratoristas.

Lamentó que no se haya destinado los recursos necesarios, como establece la Ley para la lucha contra el covid 19.

Recordó que la Gobernación tiene la autorización necesaria para destinar recursos para la lucha contra la pandemia y mejorar la salud en el departamento.

A pesar de que cuenta con la normativa necesaria que le permite hace modificaciones en el presupuesto no se hacen los esfuerzos necesarios, muestra de ello, es que hasta ahora no se ha concretado la implementación de una planta generadora de oxigeno en Tarija.

El Chaco cuenta con dos plantas de oxígeno y la capital de departamento no cuenta con ninguna planta de oxigeno para los pacientes con covid 19 que se encuentran en Terapia Intensiva.

Para Rosas la salud no fue una prioridad de la Gobernación durante la pandemia del covid 19.

Bermejo

El asambleísta departamental dijo que, si hay problemas en el San Juan de Dios, la situación es mucho peor en el hospital de Bermejo Virgen de Chaguaya.

Señaló que se tienen serios problemas de infraestructura, equipamiento y falta de personal.

En diciembre pasado cuando se hizo la inspección al hospital, indicó que incluso el personal estaba con sueldos impagos.

Esta situación se presenta en muchos centros de salud del departamento a nivel general.

“La Gobernación no esta dando la atención necesaria para luchar contra el covid 19”, apuntó.

Por esta situación dijo que muchas personas contagiadas con covid 19 prefieren quedarse en casa que ir a un centro de salud por atención médica, debido a que no reciben una atención médica adecuada.

Lamentó que la salud no sea la prioridad de la Gobernación.

Pidió a la Gobernación que ponga todos los esfuerzos necesarios para luchar contra la pandemia.

“Necesitamos que el Gobierno pueda cumplir con los tarijeños”, agregó.

Sobre los equipos del hospital Virgen de Chaguaya dijo que presentan muchos problemas, el equipamiento en su mayoría requiere de mantenimiento.

También falta personal médico y enfermeras, para ello se debe renovar sus contratos.

Dijo que siente que existe un desentendimiento por parte del gobernador Oscar Montes referente a la salud.

Deja un comentario