(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Nelson Aguilar en contacto con EL Andaluz explicó que, para revisar el nuevo gabinete de Luis Arce, el presidente debe tener en cuenta que “un gobierno popular de izquierda, no puede tener ministros de derecha”. Tiene que tener un gabinete político ideológico revolucionario. “No puede pasar por alto a las organizaciones sociales las que le respaldaron como base social y político, “ellas evaluaron, observaron y dieron su palabra”.

Y, si no se las oye, el peso político ira negativamente al gobierno, aseguró. Puesto que esas bases sociales son la garantía del proceso de cambio y es necesario profundizarlo. Las pugnas internas, “debe darse un debate ideológico”, hacia donde vamos, cual es el objetivo si es “la construcción del socialismo comunitario” o parches al capitalismo y si es así entonces no hay proceso de cambio.

Aguilar observó que se debecuidar la salud, pero también la economía:,la salud es importante combatir la pandemia del COVID 19. “Pero, hay que ser cuidadosos con las medidas de restricción por la cuarta ola, tiene un efecto económico en las actividades económicas y menos ingresos” dijo Aguilar.

En la perspectiva del dirigente esto recae más en la gente humilde, la gente que vive del día, la compra venta en los mercados y otras actividades laborales. Se debe evaluar que “la población de bajos ingresos sea la menos afectada”.

La propuesta de Aguilar gira en torno a 5 puntos:

1.Hay que ver aminorando los efectos en sectores populares, talvez pensar incluso con “un nuevo bono de ayuda”, de acuerdo a la agravación de la pandemia.

2.Vacunas y medicina tradicional deben juntas al mismo tiempo: las 2 cosas se conjuncionan, el gobierno debe impulsar la medicina tradicional reponiendo Viceministerio de Medicina Tradicional dentro Ministerio de Salud, que el gobierno de Añez lo elimino bajo el argumento de que era brujería. La medicina tradicional debe ir a la par de las vacunas y no eliminado la una a la otra.

3.A futuro, en los colegios en los desayunos escolares se pueden realizar mates de prevención ejemplo: jengibre, eucalipto miel y limón, preventiva y aminorar efectos en sectores populares.

4.Se puede hacer Kits de medicina tradicional y farmacología para el COVID 19.

5.También el Gobierno puede importar vacunas de Cuba, que están con buenos resultados y que no tienen el pretexto de los grupos anti vacunas.

“El gobierno Luis Arce debe escuchar al pueblo y reflejar en las políticas públicas” sentenció.

Pugnas internas

Luis Arce escuchó a los sectores sociales y perfila un retoque en su gabinete. La fecha de los cambios todavía está en análisis. Los ministros empiezan a recibir respaldos de organizaciones y el mandatario todavía hará algunas evaluaciones. Mientras, en el Movimiento Al Socialismo (MAS) reviven las pugnas por cargos. 

El jefe de Estado, según fuentes oficiales, decidió hacer retoques en su gabinete. No serán cambios de gran magnitud, pero se darán después de las observaciones que hicieron los sectores sociales. Un dirigente del Pacto de Unidad detalló que serán al menos tres relevos y que “uno casi seguro” es el caso del ministro de Justicia, Iván Lima. 

También está en la cuerda floja la ministra de Trabajo, Verónica Navia. La situación de Eduardo Del Castillo, titular de Gobierno, quedó congelada, a pesar de que las organizaciones afines al MAS pidieron su destitución. 

Evo Morales, líder del MAS, visitó la Casa Grande del Pueblo durante tres días consecutivos. Lo hizo el pasado jueves, viernes y sábado. Se reunió con Arce y el vicepresidente David Choquehuanca y en estas citas, entre otros temas, se abordó la situación del gabinete ministerial. El expresidente dijo que salvó su responsabilidad al cuestionar el trabajo del equipo de Arce. Pidió más políticos y menos técnicos y de inmediato surgieron los nombres de Juan Ramón Quintana y Carlos Romero para “reforzar” el gabinete. 

“Salvo mi responsabilidad, explicando, compartiendo algunas experiencias, pero finalmente Lucho toma sus decisiones. Es el presidente”, dijo Morales el domingo en su programa radial.

Sin fecha ni nombres


El dirigente del Pacto de Unidad no dio nombres de los ministros que serán destituidos. Tampoco de las posibles llegadas. “(El presidente) escuchó las observaciones de los sectores y seguro que hará los cambios suficientes”, reveló. 

El senador Leonardo Loza, del MAS, está seguro que el mandatario escuchará los pedidos y removerá su gabinete. “Consideramos que debe haber un gabinete más político, más económico que responda a los intereses del pueblo boliviano. Estoy seguro de que nuestro hermano presidente (Arce) tomará en cuenta (estas resoluciones)”, aseguró el legislador. 

La situación de Iván Lima parece estar decidida. El ministro de Justicia es el más observado por los sectores oficialistas porque no existen avances en la investigación de los hechos en Senkata, El Alto, y Sacaba, en Cochabamba, durante la crisis política de 2019.

El ministro Lima, en entrevista con EL DEBER, dejó el futuro de su cargo en manos de Arce. Sobre las críticas de los sectores, dijo que las respeta, pero también argumentó que existe debido proceso en los casos de Senkata y Sacaba y que no se puede meter a la cárcel a una persona sin antes hacer una indagación. 

“Aquí el presidente tiene que tomar una definición con su equipo, y lo voy a acompañar el tiempo que él determine”, dijo Lima. 

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) determinó la censura de siete ministros del gabinete de Luis Arce y tres viceministros por “no trabajar a la altura de su mandato y ser negligentes”.

El pronunciamiento de la dirigencia campesina detalla que los ministros que fueron censurados son de la Presidencia, María Nela Prada; de Salud, Jeyson Auza; de Medio Ambiente y Agua, Juan Santos; de Desarrollo Rural y Tierras, Remy Gonzales, de Hidrocarburos, Franklin Molina; y Lima y Del Castillo. La Cstucb pidió al mandatario su destitución.


En el MAS reviven las pugnas por los cargos en el Ejecutivo. La destitución de Nelson Cox, exviceministro de Gobierno, mostró que en el oficialismo hay tensión entre el partido masista y los sectores sociales. Los campesinos apuntan al ministro Del Castillo por la salida de Cox, un abogado allegado a Evo Morales y que hasta ayer era el viceministro de Régimen Interior. El destituido estaba en carrera para ocupar el cargo de ministro de Justicia o Gobierno. 

“Tenemos entendido que militantes de ‘Columna sur’ han iniciado esta campaña en contra del viceministro (Cox). Y lo ha hecho después que nosotros hemos censurado a este ministro (Del Castillo) en la reunión del anterior jueves con el presidente (Luis Arce) y el vicepresidente (David Choquehuanca)”, afirmó el secretario de Relaciones Internacionales de la Csutcb, Omar Ramírez.

Columna Sur, bloque de juventudes del MAS, hizo público el respaldo de 15 sectores afines al MAS al ministro Del Castillo. Las resoluciones piden que la autoridad siga en funciones. Entre las organizaciones están los profesionales del oficialismo.

Deja un comentario