En Bolivia, estudios del laboratorio de la UMSA indican que en La Paz y El Alto predominan las variantes Delta y Ómicron; el médico neumólogo Marcelo Vercosa explicó a Urgente.bo que la primera provoca una mayor afectación pulmonar, mientras que la otra es más transmisible.

Una de las afectaciones de la variante Delta al pulmón es el descenso crítico de oxigenación que puede variar de acuerdo al lugar donde el paciente vive, esta característica no es única de la variante, ya que puede también presentarse con la ómicron, pero no es frecuente.

El especialista mencionó que tanto la Ómicron y la Delta son variantes con efectos sustancialmente diferentes porque segunda es la más agresiva de todas las variantes que se han dado hasta el momento de toda la pandemia, mientras que la ataca violentamente a los pulmones ocasionando lesiones significativas.

Asimismo, mencionío que los vacunados pueden también infectarse con estas variantes y quienes se complican aún inmunizados poseen una carga viral alta. 

Delta y el daño pulmonar

Entre los síntomas de la Delta, Vercosa explicó que se inician con un cuadro de fiebre, disturbios gastrointestinales, diarrea, malestar abdominal, acumulación de gases, mal estar o dolor abdominal y posteriormente el paciente ingresa a un cuadro de dolor corporal, fatiga muy fuerte, cansancio notable, dolor de cabeza, lo que se llama cefalea y progresivamente afecta al pulmón.

“Frecuentemente va a producir un cuadro llamado hipoxia silente, no es exclusivo de Delta, pero sí es más frecuente con esta variante, significa que habrá un descenso crítico de oxigenación, medidos por saturación de oxígeno, en el caso de La Paz sería un descenso por debajo del 85% y en el oriente o el valle por debajo del 90%”, expuso Vercosa.

Sin embargo, sostuvo que la hipoxia silente no estará acompañada de una percepción de falta de aire o de asfixia que es lo que normalmente ocurre y debido a esto, indicó que muchos no lo detectan incluso cuando la situación puede ser crítica.

“Esta hipoxia silente es una de las causas para que los pacientes se tardan en ingresar a los hospitales y se compliquen”, sostuvo el galeno y añadió que los internados en terapia intensiva se complican por la afectación a los pulmones. 

“Hay una fuga de líquido desde los capilares pulmonares que inunda las unidades respiratorias o alvéolos que nos sirven para oxigenar, ese es un edema agudo pulmonar no cardiogénico», explicó. 

Ómicrón

Según Vercosa, la Ómicron no tiene una alta tasa de letalidad, pero es una variante sumamente contagiosa ya que una persona puede infectar de 8 a 12 personas, convirtiéndose así en el segundo virus con más transmisibilidad que existe a nivel del planeta.

Sostuvo que esta variante compromete la vía respiratoria superior, sobre todo la faringe y la nariz, y es frecuente que los pacientes presenten dolor de garganta o dolor al deglutir, hay compromiso nasal, a veces flujo nasal importante y la dificultad para respirar se debe a que las fosas nasales están bloqueadas, pero no por compromiso pulmonar.

La Ómicron ocasiona compromiso fuerte en la garganta y algunos de sus síntomas son dolor de cabeza, fatiga y dolor corporal. El doctor Vercosa señala que esta variante rara vez puede comprometer los pulmones.

Deja un comentario