La mujer de 29 años, acusada del rapto del bebé Mateo en Quillacollo, relató su motivo para cometer el crimen, revelando un drama personal que la habría llevado a arrebatar al niño.

El argumento de la joven consiste en que sólo quería tomar prestado al bebé, porque había dicho a su pareja que estaba embarazada para que no rompa su relación.

“Sólo yo quería que me preste, hoy día quería devolvérselo”, manifestó en entrevista con Red UNO desde celdas policiales.

Según reporte policial, la acusada se ganó la confianza de la madre de Mateo, quien vende carcasas de celular cerca a la plaza principal de Quillacollo. Habría raptado a bebé el martes, cuando la progenitora se ausentó para ir al baño.

La acusada contó que hace casi un año se separó de su pareja, pero ella no quería romper la relación. Para mantener su pareja, le decía al hombre que estaba embarazada, pero éste le exigía mostrarle a la guagua.

Recalcó que su intención no era robar al bebé, sino sólo era tomarlo prestado, llevarlo a su cuarto y después devolverlo. 

Expresó arrepentimiento por sus actos y, reprochándose, manifestó: “por estar con ese hombre tengo que estar haciendo esas cosas”.

La joven fue aprehendida la mañana de este miércoles. La Policía la encontró después de recibir una llamada anónima, que la identificó en la zona de Ironcollo.

Deja un comentario