(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

La anterior semana la opinión pública se enteró de una “compensación” en favor de los cocaleros del Chapare por la construcción del Gasoducto Carrasco – Cochabamba (GCC), además se reveló que el fondo es de 1,6 millones de dólares y que el 50% ya fue desembolsado en diciembre del año pasado.

Debido a esta situación Jesús Gira, director de hidrocarburiferos del comité cívico, cuestionó que no se de el mismo trato al departamento de Tarija, cuando el departamento es el mayor productor.

También apuntó que el gas sirve para la producción de Urea y la planta separadora de líquidos y no recibimos ningún beneficio.

Cuestionó que sólo por ser cocaleros se les dio un beneficio, y aseguró que existe un trato preferencial, ante la situación anunció que se colocará en agenda discutir esto en las asambleas cívicas.

Este gesto es el primero que tiene el comité cívico de Tarija que no está agendado desde Santa Cruz y la agrupación política Creemos, por lo que es un hito en el movimiento cívico en los últimos años.

Pero, aun mas importante, Rene Arevayo, representante del pueblo indígena Itika Guasu, reclamó que su comunidad en reiteradas oportunidades demandó al gobierno del Estado plurinacional de Bolivia y a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para que se realicen los saneamientos y compensaciones pertinentes en las áreas afectadas por la explotación y exploración de hidrocarburos.

Arevayo indicó que siempre les pidieron muchos formularios, y papeles, en una actitud de retraso, mientras que con los cocaleros el desembolso fue casi automático.

El representante del pueblo indígena indicó que les ofrecieron una compensación de 50 mil dólares y que ni ese monto desean desembolsarlo, cuando en el Chapare se les entregó en efectivo según apuntó.

“Nos dejaron engañados y la gente de la comunidad molesta” expresó ante El Andaluz, “hay discriminación” y existen “hijos preferidos del Estado” aseguró.

Entrega de millones al Chapare

Tal como anunció Evo Morales, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) confirmó la existencia de una “compensación” en favor de los cocaleros del Chapare por la construcción del Gasoducto Carrasco – Cochabamba (GCC), pero además reveló que el fondo es de 1,6 millones de dólares y que el 50% ya fue desembolsado en diciembre del año pasado.

Morales, presidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, desveló en un ampliado que su sector recibiría de la estatal un millón de dólares, pero la cifra es más alta.

“Los $us1,6 millones, monto establecido como producto de la compensación por impactos socio ambientales del proyecto, deberían ser invertidos en proyectos de estaciones de servicio de provisión de gas natural, gasolina y diésel, del cual el 50 % ya fue transferido en diciembre del 2021, para el inicio de los proyectos mencionados y el restante 50 % será transferido una vez se demuestre el avance físico y financiero correspondiente de los mismos”, reseña un comunicado de la estatal petrolera.

En ese contexto, aseguró que “en general, toda empresa petrolera estatal o privada, nacional o extranjera, tiene idéntica obligación de compensar económicamente por los impactos socio-ambientales a la población afectada por algún proyecto que ejecuta, siempre y cuando cumpla con los requisitos exigidos por norma”.

En un ampliado de los productores del Chapare, desarrollado el jueves 30 de diciembre, anunció que «tenemos de compensación colectiva a las Seis Federación, de YPFB Transporte, de más de un millón de dólares».

Las declaraciones del exmandatario han causado revuelo y desde la oposición se han planteado pedidos de informes sobre este caso.

 YPFB argumentó que, en 2008, la empresa Transredes S.A. -hoy YPFB Transporte S.A.- inició la construcción del GCC por un valor aproximado de $us131 millones para abastecer de gas natural a los departamentos de occidente del país.

«Conforme al mandato de la Ley 3058, Art.119, el Ministerio de Hidrocarburos a finales del 2007 – en el marco del Decreto Supremo N° 29033 del 16 de febrero de 2007 (Reglamento de Consulta y Participación para Actividades Hidrocarburíferas) – realizó la respectiva Consulta y Participación con las Comunidades Campesinas que se encuentran sobrepuestas en el área de influencia del proyecto», se lee en el comunicado de la petrolera.

Luego añade que en dicha consulta «se identificaron impactos socio-ambientales del proyecto; resultado de ello se firmó un Convenio de Validación, en el cual se validaron los acuerdos emergentes de la ejecución del Proceso de Consulta y Participación».

Morales contó que el desembolso no pudo concretarse antes porque el sector al que representa no contaba con una personería jurídica que allane la apertura de una cuenta bancaria en la que se deposite la millonaria compensación. YPFB precisa que «la compensación quedó pendiente» desde 2009.

Deja un comentario