El secretario ejecutivo de la Federación de Yungas del Chapare del Trópico de Cochabamba, David Veizaga, informó que dentro las últimas determinaciones del último ampliado, se decidió sugerir el cambio de la mitad del gabinete de ministros para un mejor servicio y que las autoridades estén conectadas a las necesidades del pueblo.

“Es una decisión del gobierno central, pero nos gustaría que cambie más de la mitad. ¿Quiénes y cuántos? será una determinación del gobierno central, pero nos gustaría que mejore su gabinete presidencial para esta gestión 2022, mejor si es pronto porque sabemos que nosotros, como dirigentes sindicales, siempre trabajamos para hacer un mejor servicio y como autoridades públicas tienen que hacer ese funcionamiento”, declaró al programa Hagamos Democracia de la red Erbol.

Observa que se necesitan políticas de cooperación con las embajadas, cooperación internacional, estrategias para combatir la pandemia, para mejorar la economía y mejorar la industrialización, para que mañana pasado Bolivia sea una potencia en la enseñanza y la educación de los jóvenes y los futuros profesionales.

Veizaga anunció que harán seguimiento constante y si en algún momento tendrán que decir algo, lo harán guardando el respeto al gobierno central que simplemente tiene que gobernar escuchando al pueblo, tal como trabajó Evo Morales y otros líderes revolucionarios que buscaban la igualdad de oportunidades, erradicando la extrema pobreza y mejorando la enseñanza, manifestó.

Dijo que los futuros ministros de Estado deben reunir condiciones de ser técnicos y políticos, porque una autoridad que no tengan ambos elementos no podría estar a la altura de las necesidades del pueblo, ni aplicar los ideales del MAS en sentido que la política es vocación de servicio al pueblo bajo el conocimiento técnico.

Considera que las autoridades públicas tienen que estas formadas en todo, tanto en la parte orgánico-sindical como en la función pública que ayuda a mejorar la gestión, cumpliendo las leyes y la Constitución Política del Estado.

Deja un comentario